Mundial 2014 . Octavos de final

Lituania, por Valanciunas, eliminó a Nueva Zelanda

13:03 07/09/2014 | La soberbia actuación de Valanciunas resultó clave para la victoria de Lituania ante Nueva Zelanda por 76-71 para avanzar a los cuartos de final del Mundial.

MM
Jonas Valanciunas terminó el juego con 22 puntos, 13 rebotes y 3 bloqueos. ¡Partidazo! (Foto: FIBA).

Lituania logró el pasaje a cuartos de final del Mundial de España al derrotar a Nueva Zelanda por 76-71, y ahora espera por el ganador del encuentro que jugarán más tarde Turquía vs Australia.

Después de los primeros diez minutos el partido pintaba como un trámite fácil para un Lituania dominador, que sacaba ventajas en el poste bajo y lastimara con la efectividad de sus tiradores. Para colmo Nueva Zelanda mostraba poco, ni siquiera el espíritu combativo que lo caracteriza, y como tenía grandes dificultades para luchar bajo los cestos, abusaba de los lanzamientos de larga distancia (0/8 triples). Más seguro en el juego, circulando la pelota e imponiendo el ritmo, Lituania se quedó con el primer cuarto: 9-23, aunque debio sufrir la baja momentánea de Maciulis, que se fue a vestuarios sangrando en una ceja.

El dominio lituano se extendió durante cinco minutos más, pero a esa altura Nueva Zelanda cambió la actitud, mostró sus uñas y además se le abrió el aro. Corey Webster encabezó la reacción, que hizo equibrar el partido para llegar al descanso largo un poco más cerca y con una perspectiva muy distinta: 26-36.

La segunda mitad fue completamente diferente, es más, a esa altura el trámite ya se había equilibrado por completo. Si bien los de Kazlauskas mantuvieron a raya a su rival, ya no fueron los dominares del comienzo. En los océanicos Webster continuó encendido, lastimando de afuera o abriendo huecos en la defensa rival, pero aún así faltaba limar la diferencia, que bajó a ocho puntos al cierre del período: 50-58.

El último fue emotivo e intenso, con los guerreros océanicos estrechando aún más las cifras, para alcanzar la igualdad con poco más de 3 minutos para el final. La defensa a presión de Nueva Zelanda resultó fundamental, porque Lituania no tuvo espacios, se perdió en la cancha y el único que sacó la cara en ese momento fue Jonas Valanciunas. La tarea del pivote fue fundamental, se fajó en ambos costados, se hizo dueño de los rebotes, y además se mantuvo como el único jugador confiable para definir las ofensivas de su equipo. Fue de su mano, que los europeos comenzaron a contruir el triunfo.

Nueva Zelanda no se resignó y dio pelea hasta el cierre, pero después de empatar el pleito se quedó sin gol en dos ataques seguidos, y en una contra Maciulis les clavó un triple que terminó por sentenciar el partido.

Roberto Martín (Enviado especial a Barcelona, España)
[email protected]
En Twitter: @robertofmartin
En Twitter: @basquetplus

Compartir

 



X