Río 2016

Los dueños del oro quieren enriquecerse en Río

11:00 05/08/2016 | Es el gran candidato de todos. El equipo de Krzyzewski llega a Río buscando su tercer título consecutivo y analizamos su plantel en la previa.

Cousins, Durant e Irving, algunas de las figuras del plantel
 
Num.
Jugador
Puesto
Altura
FdN
Equipo actual/último
10
Base
1.91
23-03-1992
Cleveland Cavaliers
7
Base
1.83
25-03-1986
Toronto Raptors
11
Escolta
2.01
08-02-1990
Golden State Warriors
4
Escolta
2.01
14-09-1989
Chicago Bulls
9
Escolta
2.01
07-08-1989
Toronto Raptors
5
Alero
2.06
29-09-1988
Golden State Warriors
13
Alero
2.06
02-05-1990
Indiana Pacers
8
Alero
2.03
30-05-1992
Dallas Mavericks
15
Ala pivote
2.03
29-05-1984
New York Knicks
14
Ala pivote
2.01
04-03-1990
Golden State Warriors
12
Pivote
2.11
13-08-1990
Sacramento Kings
6
Pivote
2.11
21-07-1988
Los Angeles Clippers
 
Entrenador
13/02/47
Duke

Más allá del talento presente en las otras selecciones, está claro que el básquet probablemente sea el deporte olímpico con mayor diferencia entre el máximo candidato y el resto del cuadro. Obviamente estamos hablando de Estados Unidos, que aún con ausencias importantes, vuelve a aparecer como el gran favorito a llevarse su tercer medalla de oro consecutiva.

Es cierto que figuras de la talla de LeBron James, Stephen Curry y James Harden le bajaron el pulgar a Río, pero igualmente, los de Krzyzewski han vuelto a conformar un plantel repleto de talento, capacidad atlética, defensa, tiro y recambio. A simple vista el equipo no parece tener puntos débiles y cualquier tipo de sorpresa dependerá más de ellos, que de lo que puedan dañarlos los rivales.

Históricamente, la gran chance para superar a Estados Unidos en esta clase de torneos pasaba por el juego colectivo y esperar que caigan en abusos de individualismo o poco esfuerzo defensivo. El problema es que desde la llegada de Krzyzewski eso parece haber desaparecido: el técnico de Duke logra armar equipos, en el sentido más concreto de la palabra, dejando de lado (al menos en parte) los egos y aprovechando el mayor potencial del plantel. Un conjunto y no una suma de individualidades.

De hecho, desde que cayeron con Grecia en las semifinales del Mundial 2006, la selección mayor de Estados Unidos no ha vuelto a perder. Ni partidos oficiales, ni amistosos. Y no solo eso: los rivales en el gran porcentaje de los casos, ni siquiera han estado cerca de poder dar algún tipo de batacazo.

En cuanto a lo que se espera de este grupo en particular, vale destacar a Kyrie Irving, Kevin Durant y Carmelo Anthony, como el tridente que seguramente cargará con las mayores responsabilidades ofensivas, más allá de lo que también puedan hacer Klay Thompson, Paul George o DeMarcus Cousins.

¿Es imposible ganarles? No, seguramente que no. Pero para hacerlo se debe hacer un partido perfecto, tanto en planificación como en ejecución y aún así, depender de una mala noche o un exceso de confianza de los NBA. Veremos que depara el certamen pero al menos en la previa, la dorada parece seguir teniendo dueño.

 

Juan Estévez / [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @JuanEstevez90
 

Compartir

 



X