NBA

Rockets-Thunder: mucho más que ganar o irse a casa

13:49 02/09/2020 | El séptimo partido entre Houston y Oklahoma City no sólo definirá quién sigue en estos playoffs. Un repaso a los aspectos más interesantes.

Foto: NBA

Antes del inicio de los playoffs, la serie entre Oklahoma City Thunder y Houston Rockets se preveía como la más interesante y pareja de todas. El morbo de la salida de Chris Paul, el enfrentamiento de Russell Westbrook, los prejuicios sobre el liderazgo de James Harden y la continuidad de Mike D'Antoni generaban un cóctel explosivo imaginario que terminó convirtiéndose en una realidad: esta noche, todo eso se definirá en un séptimo partido.

La mala relación entre los bases y los cuestionamientos de CP3 a la forma de comandar el equipo de La Barba hizo que la franquicia texana decidiera enviar al exjugador de Los Ángeles Clippers hacia un nuevo destino: OKC. A cambio, consiguieron al deportista más ligado a la historia de ese equipo. Una vez más, Harden y Westbrook se reunían para intentar lograr el título. Aunque la mayoría de los analistas determinó que las posibilidades de clasificarse a la postemporada por parte del Thunder eran mínimas, Paul los lideró hacia esa etapa y cerró varias bocas.

En este caso, su objetivo es demostrarle al GM Daryl Morey, a D'Antoni y a todos en los Rockets que cometieron un grave error. Y qué mejor que hacerlo con una actuación sobresaliente para eliminarlos. Hasta el momento, su nivel le ha permitido a su equipo mantenerse en competencia. ¿Podrá completar la venganza?

¿Qué hay de Harden? Esta será su octava temporada en Houston. Nadie que esté en sus cabales podría dudar de su rendimiento, que a estas alturas ya roza lo absurdo. Sin embargo, lo que más se le critica al perimetral es su impacto en los momentos decisivos. En el sexto enfrentamiento de la llave, cuando OKC tomó el control, se mostró demasiado pasivo y sin la presencia con la que suele desenvolverse regularmente.

No es algo aislado: ya le ha pasado en las recordadas series contra Golden State Warriors durante 2018 y 2019. El base es, probablemente, uno de los más grandes anotadores de todos los tiempos. Pero, quizás, se juega en este partido la chance de demostrar que puede emerger como el mejor de la cancha cuando no hay un mañana.

Westbrook se encuentra en una situación similar. Tras la partida de Kevin Durant a La Bahía en 2016, él se hizo cargo del destino de Oklahoma City. Y, si bien su nivel individual alcanzó picos históricos (tres temporadas consecutivas con un triple-doble de promedio) y ganó el MVP en 2017, los resultados en los playoffs no fueron buenos: tres eliminaciones consecutivas en la primera ronda. Esta podría ser la cuarta y, luego del mal cierre que tuvo en el último choque, deberá lavar su imagen con una gran labor en el juego decisivo.

D'Antoni no sólo se juega la permanencia en la burbuja de Orlando, sino también su puesto. Está en el último año de su contrato y una nueva derrota en esta instancia puede producir su alejamiento del banquillo de Houston. El entrenador es pretendido por varias franquicias que apuntan al desarrollo de jugadores jóvenes. Sería un golpe duro al trabajo que imprimió en el sistema de juego que ha revolucionado la campaña 2019/20: el micro-ball con cinco perimetrales en el quinteto. Todo está por verse en un mano a mano que comienza esta noche, pero que ya ha empezado a jugarse en la cabeza de estos protagonistas.

 

 

 

Compartir

 



X