Especiales

Wilt Chamberlain y Muhammad Ali: la pelea que casi ocurrió

16:38 30/08/2020 | El pivote desafió al boxeador en 1971. Se arrepintió y se echó para atrás. Fue la única vez que se dio cuenta que había alguien superior a él.

Ali y Chamberlain (Foto: Sports Casting)

Wilt Chamberlain fue uno de los mejores jugadores en la historia de la NBA y, a un año de retirarse de la liga, en 1971, decidió desafiar a Muhammad Ali a una pelea de boxeo. En el ring el luchador fue, al igual que el pivote, uno de los más grandes y su figura intimidaba muchísimo. Todo estaba armado y el mítico Madison Square Garden sería el estadio que los vería combatir.   

El promotor era Jim Brown y ya había conseguido suficiente plata como para que ambos participaran en las negociaciones del contrato. Tras algunos intentos fallidos, Ali finalmente aceptó el desafío de Wilt. Era una tonelada de dinero y Muhammad tenía amplias ganas de pelear con alguien, debido a que le habían prohibido boxear por tres años luego de negarse a ser reclutado para luchar en la Guerra de Vietnam.   

Ali tenía 29 años en ese año y su récord era de 31-0 con 25 nocauts cuando se enfrentó al invicto Joe Frazier (que estaba 26-0) en el Madison, por el título de los pesos pesados, en donde el segundo ganó en 15 rondas por decisión unánime.  

Después de pensarlo un poco, acordaron seguir adelante con el enorme día de pago, según explicó Tom Hauser en su libro Muhammad Ali: His Life and Times de Tom Hauser. Chamberlain lo recordó diciendo algo llamativo: “Me ofrecieron más dinero del que jamás había recibido (como jugador de baloncesto)”. Para él, luchar contra Ali representó el pináculo en su búsqueda por conquistar no solo su propio deporte sino todo el mundo deportivo.   

Sus logros en la cancha de baloncesto ya eran exorbitantes y necesitaba una nueva maravilla. Así llego el día de la conferencia de prensa previa a la pelea y cuando Wilt entró al lugar, Ali pegó un grito que decía "¡Madera!". El pivote se intimidó como nunca antes en una cancha y finalmente se dio cuenta que luchar contra el mejor de todos los tiempos era una quimera.   

¿Su respuesta? No iba a pelear. La razón oficial del retiro de Chamberlain, según sus abogados, fue que el dinero después de impuestos que ganaría Wilt por la pelea era de solo 500.000 dólares.   

Cuando fue entrevistado en los años posteriores, el propio Wilt ofreció otra explicación por su decisión de retirarse de la pelea: "papá, tengo un par de días libres y me estoy preparando para ir a Houston a firmar para pelear contra Muhammad Ali".   

Su progenitor lo miró y le dijo: “Deberías trabajar en tus tiros libres”.   

 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X