Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet
NBA

La jugada maestra de Red Auerbach para quedarse con Larry Bird

08:57 26/01/2023 | El GM de los Celtics hizo una gran apuesta en el draft de 1978 al seleccionar al joven de Indiana que debía esperar un año más para sumarse, con el riesgo de perderlo.

La jugada maestra de Red Auerbach para quedarse con Larry Bird (Getty)

Uno de los momentos de la NBA es el draft en su todo, desde el sorteo para conocer en qué posición elegirá cada franquicia hasta el día en el cual cada una escoge sus jugadores. La mayor parte de jugadores que arriban a la mejor liga del planeta temporada a temporada, proviene de dicha elección.

El conocimiento de los prospectos es fundamental, las franquicias estudian y analizan cada uno de los jóvenes disponibles para ser seleccionados en función de los jugadores que tienen en su plantel, las necesidades y los traspasos que realizan. El draft en sí, en el todo, es una estrategia muy importante. 

Hay numerosos casos de jugadores que fueron elegidos en las primeras posiciones, como grandes promesas y fracasaron o estuvieron muy lejos de ser lo que esperaban de ellos; por el contrario hay otros que son escogidos en posiciones de muy atrás, pero terminan siendo figuras, estrellas y jugadores importantes en sus equipos. Como, por ejemplo, el caso de Manu Ginóbili, elegido en el Pick 57 del draft de 1999 por San Antonio Spurs, la penúltima selección y terminó siendo cuatro veces campeón de la NBA y miembro del Hall of Fame.

Una de las jugadas más arriesgadas y sorprendentes la hizo Boston Celtics en 1978 de la mano de Red Auerbach, General Manager de la franquicia. Larry Bird llevaba dos años en la NCAA siendo figura en la Universidad de Indiana State y muchos ya habían posado sus ojos en él, pero el alero iba a estar un año más en la competencia universitaria con lo cual iba a presentarse recién en 1979.

Había tenido dos grandes temporadas en la NCAA con promedios de puntos y rebotes en doble dígito. Boston elegía en la sexta posición del draft de 1978 y los equipos que escogieron antes que los Celtics no quisieron arriesgarse en seleccionar a Bird. Pero Auerbach fue por todo, no dudó en elegir a Larry y esperarlo hasta el año siguiente. 

Larry era elegible tras el breve paso por la Universidad de Indiana y el consiguiente año en blanco que pasó fuera de las canchas de baloncesto, es decir, su teórica clase universitaria desde el año que llegó a la universidad ya habría alcanzado el cuarto año para la graduación.

Boston lo eligió aún sabiendo que si Bird se presentaba en 1979, perdía los derechos sobre él. Para colmo de males para los Celtics, Larry tuvo su mejor temporada ese año en la NCAA y llevó a su humilde universidad a disputar la final ante el poderoso Michigan State de, nada más y nada menos, que Magic Johnson.

Esta situación ponía a Bird a pelear con el propio Magic el 1 del draft de 1979. Ahí llegó la segunda parte de la fuerte apuesta de Auerbach: ante la gran presión de los fanáticos de Boston por la posible pérdida de Larry antes de tenerlo, tuvo que reventar la billetera: le ofreció al oriundo de Indiana el mayor contrato de la historia para un rookie. 

Bird y Boston firmaron un contrato de cinco años a cambio de 3.25 millones de dólares, cobrando 600 mil dólares en la primera temporada, una cantidad insólita para un rookie en la NBA. La movida de Auerbach fue perfecta: consiguieron tres anillos de campeón en la década del 80, Larry se convirtió en una de las grandes estrellas de la NBA y miembro del Hall of Fame.

Compartir

 



Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet