Sudamericano U17

Ema Baldo, otra hija que hace honor al apellido con Argentina

17:31 28/11/2023 | La joven integrante del seleccionado en el Sudamericano U17 es hija de Víctor, aquel interno que se destacó en España, fue campeón con la selección de mayores y no oculta su emoción.

Ema y Víctor Baldo, un amor familiar por la celeste y blanca (FIBA)

Las camadas de las selecciones argentinas tienen una particularidad estos últimos años que es la de ver a varios hijos e hijas de grandes jugadores de inicios del siglo XXI. En este caso se trata de la familia Baldo, con papá Víctor que tuvo una larga carrera en la Liga, en España y que fue campeón del Sudamericano 2001 con la celeste y blanca, y de Ema, que debutó ante Paraguay con un tremendo doble doble en el Sudamericano U17, su tercer torneo con la celeste y blanca en inferiores.

Y el propio padre contó la emoción de verla con Argentina: “Es un orgullo enorme, gigante. Ella está entrenando durísimo, se ha enganchado muy fuerte con el básquet. Está entrenando a un nivel altísimo acá en Valencia. Y siempre, la verdad que siempre, desde que empezó a jugar, ella hablaba de jugar en la selección argentina. Entonces, cuando empezó a jugar, siempre lo vimos primero como que sea una actividad, divertirse, pero bueno, se le fue dando bien. Y cuando la llamaron a jugar el Panamericano U18, que se hizo en Buenos Aires, la verdad que fue la primera vez que la vi con la camiseta Argentina. Y bueno, el orgullo fue enorme y lo es hoy en día. Y cada vez que la veo, ama su alegría y su emoción cuando sabe que le toca representar al país”.

Pero también fue muy especial ya que compartió en ese U18 con Julia Fernández, hija del Generación Dorada Gabriel y con quien comparten un lazo muy especial: “En ese momento, verla con la 5, además jugando con Juli Fernández, y Juli con la 15, que es nuestra hijada, y además estuvimos con Gaby en Obras, no puedo describir la emoción”.

Yendo más atrás, Víctor recordó sus primeros llamados en inferiores: “La primera vez que me convocaron a la selección era como que algo que soñaba, que quería lograr y sin embargo el día que fue ahí, que me tocó, bueno, fue justo en un sub-21 con Julio (Lamas), por más que te haces una idea y lo soñás con eso, no te podés ni imaginar cuando te llegas a convocatoria y luego las veces que estuve en el seleccionado de primera también, además el grupo, los entrenadores que me tocó estar”.

Su amor por la celeste y blanca es muy fuerte: “Para mí la selección me sigue emocionando, me recuerdo esos momentos. Hace poco, cuando estuve dándole una mano a la selección mayor que estaba entrenando aquí cerca, fue como recordar un poco toda esa emoción, ese previo entrenamiento, y es increíble”. Y en este sentido remarcó cómo vivió su única vez con la Mayor en 2001: “El Sudamericano que ganamos después de años, fue ese campeonato que a mí me hizo sentir, jugando, las sensaciones increíbles, representar la camiseta, ya había jugado en otros amistosos, y la verdad que para mí fue grandioso, porque coincidí con una generación impresionante, así que cada vez que me convocaban, era estar compartiendo el día a día, y amistades con un grupo que ha sido excepcional, que lo va a seguir siendo eternamente, que ya escribió la historia de una forma muy especial, así que cada vez que me tocaba estar en la selección, era grandioso”.

Por último, remarcó lo que significa jugar para la Selección Argentina: “Desde el día que empezás a jugar es como que estás en un camino, soñás con que te lleve a la Selección y yo creo que la camiseta la tenés puesta y siempre la vas a tener, la vamos a tener en el alma colocada, tanto cuando me tocó ahora ir a dar una mano como cada vez que hablamos de las Selecciones, no puedo evitar emocionarme”.

Alejandro Malky / [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @alemalky

Compartir