Especiales

Una llamada telefónica sobre Facundo Campazzo

17:03 17/01/2021 | Un nieto y una abuela que dejó de ver básquet, pero se motivó por el nuevo regreso de un argentino a la NBA. La charla que cambió todo.

Campazzo en los Nuggets (Foto: Getty Images)

Buenos Aires. 17 de enero. Día gris, resacado de una lluvia colosal. La pandemia del Covid es cómplice de la tristeza de la gente. Todo oscuro sin estrellas fue el título de un libro de Stephen King. También podría describir el escenario que se vive en el país y el mundo entero. Nadie está a salvo. Pero hay un hombre pequeño que ilusiona hasta al más grande, que no conoce de percances ni obstáculos. Su nombre es Facundo Campazzo. Un teléfono lo dará, otra vez, a conocer.

José: - ¡Hola abuela! ¿Cómo estás? ¿Cómo va en Esquel? Hace mucho no hablábamos, no sabés las cosas que tengo para contarte

Perla: Siempre es bueno recibir un llamado de mi nieto, te extrañaba mucho... Acá las cosas no están muy bien, seguimos de cuarentena y solo bajé al pueblo a comprar unas cosas, por suerte tengo el celular para comunicarme con la familia, pero no hay internet ni televisores.

José: La noticia va por ahí y creo que vas a tener que comprarte un televisor e instalar internet, aunque no te guste y reniegues porque eso desconecta de la realidad a la gente... 

Perla: ¿Sí? No creo que me convenzas, ni tu mamá pudo conseguirlo, estoy bien así

José: Abuela, vos amás el básquet, pero desde que se retiró Manu Ginóbili que no seguís más lo que pasa en la NBA, te olvidaste de todo. Pero no te preocupes, aunque no lo creas (ni yo todavía lo hago), un argentino nuevo llegó a la liga. Es de Córdoba y se llama Facundo Campazzo. Tal vez no te acuerdes, pero una vez lo fuimos a ver cuando jugaba para Peñarol. ¿Lo recordás? No mide más de 1.80, igual era el mejor de la cancha

Perla: Más despacio, hijo, más despacio. ¿En serio me estás diciendo? ¿O es solo un truco para meterme esas porquerías de la tecnología? ¿Adónde juega? ¿Qué edad tiene? Mirá que desde Ginóbili no me emociono con esas cosas, no me enloquezcas

José: No es joda, por eso te dije que esta semana te mandamos al técnico y que te instale todo. Necesitás algo que se llama League Pass, con eso podés ver todos los partidos de Facu, incluso podés elegir un pack en el que pagás para mirar solo los juegos de Denver Nuggets, que es el equipo que lo firmó por, escuchá bien, ¡dos temporadas! Increíble. Todavía le cuesta tener muchos minutos, pero no tengo dudas de que eventualmente se va a adaptar y nos dará muchas alegrías

Perla: ¡Qué bueno! Capaz que pruebo un tiempo lo del "lig pis" y si anda bien puedo seguir sus partidos. Me vas a tener que ayudar, eso sí. Yo no me llevo muy bien con la tecnología. Antes leíamos el diario y nos enterábamos todo por ahí. El Chapu, Luis, Pepe, todos salían en los medios gráficos. Ay nene, eran otros tiempos

La tarde en tierras porteñas empieza a caer y el frío a pegar. De verano no hay nada y de alegría tampoco. Salvo por ese chico que tiene a un país en velo, a las 22 juega de nuevo y todos están expectantes. Ahora, también, una señora de Esquel, a miles y miles de kilómetros de distancia

José: Y hoy juegan de nuevo, abuela. A las 22 se enfrentan a los Jazz. En esas ciudades también hace frío como en Esquel. Ver nieve es como tomar mate y todos andan con abrigos, hasta Campazzo

Perla: Bueno, entonces mañana llamame para contarme cómo le fue. Ojalá pueda jugar bien y, ya sabés, decile a tu mamá que me instale todo. ¡Quiero verlo ya!  

 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X