Informe especial LNB

¿Quiénes son los mejores cinco bases de la historia de la Liga?

15:59 28/05/2020 | Elegimos a los bases que, a nuestro entender, marcaron una historia en la Liga Nacional a partir de su rendimiento individual.

Cortijo, Richotti, Milanesio, Sucatzky y Campazzo (Fotos Marcelo Figueras, Encestando y Ligateunafoto.com)

Antes de empezar con esta serie de notas diremos que, al menos en el rubro bases, nos hemos quedado con las ganas de incluir a varios, pero teníamos que seleccionar a cinco y nos bancamos las opiniones que vengan, porque en definitiva esto es un juego. 

¿Quiénes fueron los mejores cinco bases en la historia de la Liga Nacional? De los que elegimos, tres fueron parte del inicio de la competencia, a mediados de los '80, y por eso quizá a muchos les cueste aceptarlos siendo que no los vieron demasiado. 

Empezaremos por quizá el más polémico: Marcelo Richotti. El bahiense fue, con 20 años, protagonista central de la Liga de transición en 1984, poniendo en el mapa nacional a un club de barrio como Pacífico, que además era su club de toda la vida. Richotti fue, en esos años, absolutamente dominante de la competencia. No había base rival que pudiera contra él. Lo más parecido que se haya visto a Campazzo, pero en otra época. Con Pacífico no pudo, pero fue campeón luego con Peñarol en 1993/94, dejando también su marca en el equipo marplatense. 

El otro que muchos jóvenes seguramente vieron poco es Miguel Cortijo, el mago de Caballito. Ganó tres de las primeras cinco ligas nacionales con Ferro (1985, 1986 y 1989), fue el dueño de los 80 en el básquet argentino, el primero en comandar un Mundial en asistencias (1986) y un base con un talento y una fineza inigualables. Además, un líder silencioso. Jamás se lo escuchaba gritarle a un compañero o tener un mal gesto. El niño mimado de León Najnudel. 

El tercero de la época es Marcelo Milanesio, el jugador que se convirtió en la imagen de la competencia. Si alguien hubiese creado el logo de la Liga con el contorno de un jugador, como ocurrió en la NBA con Jerry West, aquí tendría que haber sido con Marcelo Milanesio. A su talento como jugador, gran desparpajo y competitividad única, le agregó un espíritu ganador como quizá no tuvo nunca nadie más en Argentina: siete títulos de Liga con Atenas, nunca cambió de camiseta, ídolo máximo de su provincia. 

El cuarto es otro que para algunos puede ser discutible, pero para nosotros no: Facundo Sucatzky. Con 1.74, el santafesino de Ceres, además de ser el jugador con el récord de asistencias en un partido (19 en el 2002), fue el líder de todos sus equipos, destacándose especialmente en Independiente de Pico, con el que fue campeón en 1993/94. Rompió todos los récords siendo primero en asistencias en la Liga 10 años consecutivos, desde 1994/95 hasta 2003/04, con tres clubes diferentes. 

El quinto de la lista no podía ser otro que Facundo Campazzo. De todos los mencionados, quizá fue el que más controló una competencia. Sus últimos tres años en Peñarol hizo lo que quiso y fue cuatro veces campeón en cinco temporadas. Ganador, desequilibrante, líder, no le pesó tener al lado a Leo Gutiérrez o incluso a Chapu Nocioni para ser protagonista. El mayor crack en su puesto, quizá de la historia del básquetbol argentino, y recién tiene 29 años. 

Como apartado haremos estas menciones especiales, porque lo merecen: Gustavo Ismael Fernández, el base que hacía grupos y que le permitió estar en tres clubes campeones distintos y sumar cinco anillos: GEPU (90/91 y 92/93), Boca (96/97) y Estudiantes de Olavarría (1999/00 y 2000/01). También hubiese podido estar en esta lista Alejandro Montecchia, Daniel Farabello o Penka Aguirre, pero nos quedamos con los cinco elegidos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir

 



X