La Liga 2015/16

Atenas, más ilusionado, le dio otra paliza a San Lorenzo

22:59 14/04/2016 | Gran momento para Atenas, que volvió a ganar en la ruta y se esperanza a futuro. Fue 83-67. Partidazo de Gerbaudo: figura con 19 puntos.

Brillante partido de Gerbaudo, desequilibrante con su tiro y encargándose perfectamente de la conducción. (foto: La Liga Contenidos).

- POSICIONES

- RESULTADOS

- ESTADISTICAS

- CALENDARIO

 

San Lorenzo 67 - Atenas 83

Atenas dominó, ganó y le dio otra paliza a San Lorenzo: 83-67 / Básquet Plus

 

El Griego cerró un paso excelente por el Héctor Etchart y volvió a abrochar una nueva victoria de visitante. Atenas sigue elevando su importantísimo momento en la Liga, cada vez suma mayor confianza y ahora le ganó de nuevo a San Lorenzo por un gran 83-67, dominando el encuentro durante la mayor parte del trámite a través de una fantástica defensa. Los cordobeses ganaron, se despegan un poco más de la zona roja y sueñan con un mejor horizonte.

 

Sin Bruno Lábaque (mermado físicamente desde el partido con Ferro), Diego Gerbaudo se encargó de la conducción del equipo, salió desde el quinteto titular y la rompió. El base de Atenas brilló con una tremenda tarea de 19 puntos con 4/5 en triples y fue la gran figura de la noche, sumándose a la labor de Gabriel Mikulas (doble-doble con 18 unidades y 10 rebotes) y las buenas apariciones de Pete Mickeal y Diego Lo Grippo.

 

Atenas arrancó con una mayor intensidad, dominando en la pintura con Lo Grippo y Mikulas sumado a la buena mano de Gerbaudo (de excelente apertura). Un triple del base puso a los cordobeses arriba por cinco (11-6), aprovechando el desconcierto de un San Lorenzo apagado, cabizbajo y sin mucho poder para dañar.

 

El Griego se adueño del parcial desde ese momento, controló de forma excelente a los extranjeros del Ciclón en defensa y manejó el trámite hasta culminar el primer capítulo con ventaja de 21-16 (había llegado a tomar una máxima de siete unidades). Un mejor equilibrio desde el perímetro, más la intensidad y la gran contención sobre el rival fueron las claves de los cordobeses para dominar.

 

Sin embargo, el Ciclón ya había dado algunas muestras de mejoría en el periodo anterior y en el segundo capítulo comenzó la remontada. La reacción fue llegando con Aguirre cargándose el equipo al hombro, dañando desde el exterior e impidiendo que Atenas se vaya pinchando cada vez que intentó despegarse.

 

Desde su base, San Lorenzo estampó una frenética carrera y se puso a tan solo un doble de desventaja (28-26). Mata lo empató desde la línea y el trámite se hizo totalmente reñido, independientemente de una buena racha de Atenas (con triples de González y un desequilibrante Gerbaudo) que buscó tomar nuevas distancias en el score.

 

Los de Romano amenazaron irse al descanso largo gracias al interesantísimo rendimiento de Gerbaudo y Mickeal, aunque San Lorenzo cerró muchísimo mejor el parcial y con la dupla Herrmann-Faggiano encontró una grieta para pasar al frente: 41-40 para el Ciclón y el local arriba por la mínima.

 

Pero la remontada de San Lorenzo se había gestado a base de ofensivas forzadas. Aguirre había sido lo más claro en el local pero lo cierto es que Atenas manejó el partido a su ritmo a pesar de algunas desconcentraciones entendibles. Gerbaudo elevó mucho más su rendimiento y siguió siendo la gran vara ofensiva, aunque la notoria calidad de Mikulas y los tantos arrimados de Mickeal también tuvieron su peso.

 

El Griego volvió a abrazarse a una nueva carrera, secó a San Lorenzo y empezó a despegarse cada vez más en el tanteador. La visita fue punzante, le generó muchas pérdidas al dueño de casa y lo desorientó totalmente. Dulce y dominando autoritariamente desde el fondo, Atenas metió un terrible sprint y en un ratito clavó un 17 a 4 que estampó una brecha máxima de diecisiete tantos: 64-47 a menos de dos minutos.

 

Atenas se cerró de forma excelente y desde ahí frustró muchísimas pérdidas en el Ciclón. Así, en base a esa notable defensa en el tercer cuarto, el Griego se lució en el contragolpe, lastimó a la carrera y se llevó un exquisito parcial para ingresar al último periodo con ventaja de quince unidades (64-49).

 

En el último periodo nada cambió, porque Atenas terminó de quebrar el partido y llegó a sacar una máxima de veintidós (73-51). San Lorenzo, ya sin poder de reacción, se desmoralizó y acabó de apagarse. El elenco de Julio Lamas quedó muy deslucido y se pinchó tras el determinante tercer parcial, por lo que los cordobeses no tuvieron ningún inconveniente en cerrarlo cómodos: 83-67 y triunfazo que ilusiona más al Griego.

 

 

Lucas Leiva / lucasleiva@basquetplus.com

En Twitter: @lucassleiva

En Twitter: @basquetplus

 

Compartir