España

Batacazo del Burgos: 87-83 al Real Madrid

12:39 20/06/2020 | El equipo de Joan Peñarroya se llevó el primer triunfo de su historia sobre el Madrid, que jugó un flojísimo partido y además lo cerró muy mal.

Jasiel Rivero, buena figura del Burgos (Foto ACB)

No hay dudas de que el San Pablo Burgos español es un equipo que cae simpático. Y que además juegan muy buen básquetbol. Encima, para esta zona del mundo, resulta amigable por la cantidad de latinos y sudamericanos que tiene: un uruguayo (Fitipaldo), un cubano (Rivero) y dos brasileños (Benite y Lima), lo hacen querible.

Claro que no lo fue para el Real Madrid, que en la tarde valenciana se vio dominado durante buena parte del partido, siempre incómodo, nunca controlador del partido. Y si bien tuvo un ratito de lucidez en el que pareció que a pesar de todo lo iba a ganar (72-74 en el último cuarto), lo cerró muy mal y cayó 87-83, quedando 1-1 en su récord, contra el 2-0 del Burgos. 

Tras una primera mitad pareja, en la que parecía que el Madrid arrollaría a su rival tras un inicio demoledor (12-2), los de Burgos se fueron acomodando en su estrategia, sobre todo defensiva, con fe en lo que estaba haciendo, sin pensar en el récord negativo absoluto en la historia del club ante su rival, y sin pensar que los de blanco eran el Real Madrid casi imbatible. 

Lo defendió de acuerdo a su personal en cancha, siempre poniéndole dudas a su ataque. Lo confundió con una zona que le sacó espacios, lo apretó cuando fue a individual y, sobre todo, lo desafió permanentemente, haciéndolo jugar enojado, más allá de los errores no forzados cometidos por un Madrid poco concentrado por momentos. 

Los blancos, tras verse 10 abajo en el final del tercer cuarto, apostaron sus balas al de siempre, al que en esta cancha creó su famosa mandarina, a Sergio Llull, y casi le sale bien. Un triple para recuperar y otro para pasar al frente 74-72 a 6 minutos del cierre, parecía que harían que pase lo que pasa normalmente: contra el Madrid nadás y nadás y te ahogás en la orilla. 

Pero el Burgos no lo tenía pensado así y desde ese 72-74 metió un 7-0 formidable, manteniendo una obediencia certera a su libreto, y aprovechando la ausencia de Tavares en los dos minutos finales, que fueron determinantes para que no tuviera miedo en ir al cesto o en conseguir rebotes ofensivos que le dieron más de una opción de tiro. Lo terminó ganando claramente, con alto protagonismo de McFadden (18), enorme juego de Bassas (13) y un muy entusiasmante juego de dos ex-LNB: Jasiel Rivero (enorme, 13 y 6 rebotes) y Fitipaldo: 11 y 2 recuperos. 

Por el lado de los argentinos, aunque Facu Campazzo terminó con 13 puntos, nunca pudo manejar el juego como lo hace habitualmente. Deck tuvo algún chispazo, pero tampoco desequilibró y Lapro apenas jugó 6 minutos en la primera mitad. 


Compartir

 



X