F4 Euroliga 2019

Casalánguida analizó para BP la gran noche del CSKA ante Real Madrid

11:52 18/05/2019 | El Real Madrid hizo mucho para ganar, pero la perseverancia y el carácter de CSKA inclinaron la balanza para el lado de los rusos, que avanzaron al juego decisivo tras la victoria 95 a 90.

Foto: Euroleague

El partido comenzó con una apuesta clara de Pablo Laso en las asignaciones defensivas: Anthony Randolph sobre uno de los principales guardias generadores del equipo ruso, el alero Will Clyburn. De esta forma le sacó el juego al poste bajo y cambió sus tiros con la envergadura de brazos. Rudy Fernández, en tanto, tomó a Nikita Kurbanov: esta propuesta, más la presencia de Walter Tavares, con sus 2.20 metros, intimidando (metió 3 tapones en 8 minutos) comenzaron a mostrar un Real Madrid más aplomado.

Pero el coach griego Itoudis hizo un cambio rápido en el juego para tener más creación en el pick and roll y con Sergio Rodríguez, no solo lo consiguió, sino que poco a poco el juego comenzó a emparejarse. La defensa flat de Ayón y Tavares permitió espacios para la creación de tiro, tanto de Nando de Colo como de Chacho Rodríguez.

La propuesta de los entrenadores tuvo ejecuciones muy buenas. Facundo Campazzo, por ejemplo, fue muy eficiente en los minutos que estuvo en cancha y el ritmo del Real Madrid fue paciente ante la defensa del pick and roll especulativa, pasajes por atrás una vez y en el re pick por arriba del cortinado. Resumiendo, la lectura del base argentino fue efectiva. Además, por momentos, Thompkins comenzó a ocupar la posición de 5 abierto y eso generó problemas en las rotaciones de CSKA.

Con el correr del partido, el Madrid jugaba mejor. La rotación daba réditos, hubo aportes de varios jugadores, 11 de ellos ya habían anotado en el 3C y 4 estaban por encima del doble dígito. Fabien Cousear llevaba 14 puntos en 9 minutos, hasta lograr una diferencia de +14 (66-52).

El crédito de CSKA estuvo en no correrse del plan, mantener el foco en ejecutar bien y no desesperarse. En los momentos que Tabares y Facundo tuvieron que descansar, la rotación del Real Madrid se resintió y la diferencia de puntos comenzó a mermar. Nando de Colo tuvo una producción notoria, aportó sin que el equipo dependa de él y la línea de tiro libres comenzó a ser aliada (13/14 y 11 faltas recibidas). A pesar de que Facundo Campazzo buscó sacarle la tercera a Rodríguez y lo consiguió, el base español supo tener la serenidad suficiente para conducir sin errores.

El último cuarto fue un categórico 30 a 17 para CSKA, producto de múltiples factores. Algunas decisiones apresuradas del Real, serenidad y seguridad de Nando de Colo y Rodríguez para disfrutar la levantada, la defensa débil de Thompkins en el pick and roll en los minutos finales y el total de tiros libres que fue 42 a 24, diferencia demasiado amplia para un partido tan parejo.

En gran parte del juego Real Madrid fue superior, pero un equipo experto como CSKA pudo capitalizar extremadamente bien los errores del campeón.

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.