F4 Euroliga 2019

Con una lección de básquetbol, Anadolu anuló a Feberbahce y está en la final

14:44 17/05/2019 | En el duelo turco, los de Ataman jugaron un partido brillante y se aprovecharon de las ausencias y debilidades del Fener, al que vencieron 92-73. Larkin, Micic y Dunston, los mejores.

Larkin, poseido, fue el mejor de la cancha (Foto Euroleague)

Por primera vez en 10 años, dos equipos de una misma ciudad se enfrentaban en una semi de Final Four de Euroliga. La poderosa Estambul presentaba al favorito Fenerbahce ante el sorprendente Anadolu Efes, aunque por las ausencias de Datome y Lauvergne (lesionados), más la situación frágil de Vesely y Kalinic, la paridad aumentaba notoriamente. 

El Anadolu jugó una primera mitad fantástica, aprovechando la energía impresionante de Larkin en ataque y su puntería (11 puntos, 3/4 triples), y la inteligencia de Micic para desequilibrar cuando le dieron el espacio (9). Fenerbahce sufrió muchas veces su ineficacia para defender el pick and roll de Larkin, como así también las 3 faltas de Sloukas a 3:29 del final del 2C y la ausencia de un hombre determinante para elegir buenas opciones, como Datome. Vesely, evidentemente disminuido, fue importante en defensa pero intrascendente en ataque. 

Pero el Anadolu no era el culpable de eso y le sacaba jugo a las ventajas. Cuando Obradovic le colocó 3 bases juntos para achicar el tamaño y lo desafió a dominar con sus grandes, Larkin y Anderson tomaron la responsabilidad y mantuvieron una distancia apreciable. Fenerbahce se fue al descanso largo 5 abajo (40-45) y con muchas dudas.

El tercer cuarto tuvo un dueño visible, Shane Larkin, y otro menos vistoso, Vasilije Micic, que terminó con 25 puntos. Larkin fue un problema insoluble para Obradovic, ya sea lanzando de tres puntos o penetrando al cesto. Y Micic supo siempre hacia dónde tenía que ir el juego. Sin Sloukas por sus 3 faltas, ese fue uno de los problemas del Fenerbahce: no saber por dónde llevar el juego a una situación favorable. 

Es cierto que con Larkin, la gran figura con 30 puntos, al Anadolu se le hizo más fácil, porque el base resuelve mucho con el balón en sus manos y no necesita tanto de otros, algo que el Fenerbahce nunca tuvo. Si encima agregamos que tácticamente los de Ataman defendieron excelentemente (Dunston, determinante), le quedaban pocas opciones al Fenerbahce para dar vuelta un resultado que lo llegó a tener 13 abajo en este período. Pero podía ser peor. 

Obradovic buscó formaciones inusuales para revertir la historia, pero siempre se encontró con una respuesta de su rival, claramente enchufado y motivado para este partido. El Anadolu, a 18 años de su última F4 y con el mismo entrenador, dio el gran batacazo en su regreso y se quedó con el pase a la final por 92-73. Además de Larkin (30 puntos, 5/9 triples), jugaron un partidazo Micic (25, 12/15 de cancha) y Dunston (9 puntos, 10 rebotes y todo lo que sirve para un equipo y no se ve).

 

Fabián García / [email protected]
Enviado especial a Vitoria, España
En Twitter: @basquetplus

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.