NBA 2019/20

Conocé la historia de Lonnie Walker, la nueva joya de Spurs

18:55 04/12/2019 | El base fue clave para la remontada de San Antonio que le permitió llevarse un triunfo ante Rockets por 135-133. Marcó 28 puntos (cuatro triples).

Walker fue la figura anoche (Foto: NBA)

Lonnie Walker parece un chico excéntrico en el exterior. El peinado de trenzas que trepan para arriba y su forma de caminar lo asemejan más a un rapero que a un jugador de baloncesto. Sin embargo, al acercarse a hablar con los periodistas en el centro de entrenamiento de San Antonio Spurs su voz es baja y esboza una sonrisa tímida. Como signo de incomodidad, se toca constantemente la parte de atrás del cuello. Su lenguaje corporal indica que no le gustan mucho las cámaras, algo normal entre las estrellas que en el pasado vistieron el uniforme texano. 

Inmediatamente comienza a hablar. Describe cómo le temblaban las manos cuando pronunciaron su nombre en la noche del draft, la experiencia de llegar al vestuario del AT&T Center, ver su apellido junto al de leyendas como Manu Ginóbili o Tony Parker y la forma en que compara estadía en la franquicia con Disney. Todo es surrealista. Lonnie no lo puede creer, está en un parque de diversiones con montañas rusas y paseos en tren. 

La humildad de Walker y su madurez dentro y fuera de la cancha son dos de las razones por las que fue seleccionado por la gerencia de San Antonio Spurs, quienes siempre tienen en cuenta la personalidad a la hora de seleccionar jugadores. “Mi hijo tiene 19 años, así que estoy con chicos casi todo el tiempo, pero Lonnie no parece tener esa edad”, comentó Jason Minnix, periodista radial norteamericano. 

Secundaria

Su periplo en la secundaria no pasó desapercibido. Jugando para la escuela Reading en Pensilvania, el base fue acrecentando su rendimiento de menor a mayor, hasta que en su último año logró romper todo tipo de récords. Promedió 18.4 puntos por partido, se convirtió en el máximo anotador del equipo (1828 tantos en total) y logró que los suyos alcancen el campeonato estatal en el 2016. 

La facilidad para anotar y liderar al equipo hizo que Lonnie sea designado para diputar los prestigiosos McDonald’s All-American Game  y el Jordan Brand Classic, en el cual fue elegido mejor jugador del partido. Mientras tanto, los videos de sus jugadas plagadas de crossovers y up´s and under´s ya se reproducían en todos los dispositivos móviles y los reclutadores se peleaban por él como dos borrachos en un bar. 

Universidades del calibre de Kentucky, Arizona, Villanova y Syracuse quisieron hacerse con sus servicios y le ofrecieron becas deportivas completas. Sin embargo, el de Pensilvania tenía otros planes. Lonnie deseaba ir a un lugar más discreto y lejos de las luces, por lo que (finalmente) se inclinó por Miami Hurricanes, un equipo que le ofrecía un rol de suplente, pero con menos repercusión mediática, donde podía desarrollar su juego sin preocuparse por lo que diga la prensa. 

Universidad

Después de haber sido uno de los mejores jugadores en la secundaria, Lonnie llegó a Miami Hurricanes e inmediatamente sufrió su primer choqué contra la pared. En un entrenamiento en plena pretemporada con la universidad, el de Pensilvania se lesionó la rodilla y tuvo que ser operado. La rehabilitación no fue fácil y volver a las canchas mucho menos. Pese a la adversidad, Walker se mantuvo con la cabeza fría y logró llegar a tiempo para el arranque del torneo en la NCAA. 

Recuperando su confianza y aprovechando los minutos que le daba el entrenador su rol fue creciendo gradualmente. Todo cambió cuando el escolta titular, Bruce Brown, se lesionó la rodilla en medio del torneo y Lonnie tuvo que pasar a formar parte del quinteto inicial de los Hurricanes. En el primer partido con su nuevo puesto, el de Pensilvania se puso el equipo al hombro, demostró de qué estaba hecho y anotó un doble con 2.4 segundos por jugar que le permitió a Miami llevarse el triunfo ante Boston College. 

Tras una gran actuación en su debut como inicial, la confianza de Walker empezó a trepar por los cielos. A medida que tenía más oportunidades de anotar se sentía más cómodo y empezó a llamar la atención de los reclutadores, quienes esta vez provenían de la NBA. Su larga envergadura para defender (2.00 metros), una gran visión de juego y la facilidad para anotar dentro y fuera de la llave comenzaron a hacerse notar, a medida que su techo empezaba a desaparecer. Todo parecía ser posible. 

A lo largo de toda la temporada, el escolta continuó mejorando. Promedió 11.5 puntos por juego y fue el primer novato en liderar la tabla de anotadores de la Universidad de Miami, desde que Darius Rice lo consiguiera en el 2001. Además, fue el único novicio de la historia del equipo en haber sido incluido en el mejor quinteto freshman de la Conferencia de la Costa Atlántica. 

Lo mejor está por venir 

Y ese momento llegó anoche, luego de promediar apenas 7.7 minutos y 4.2 puntos en la 2019/20, Lonnie se despachó con el mejor partido de su carrera en la NBA. No sólo marcó 28 unidades, sino que lanzó 4/7 en triples, presentando un índice de mejora en los tiros de larga distancia. Además, dos de ellos llegaron en los minutos decisivos, en donde convirtió diez puntos que permitieron a Spurs remontar una vasta diferencia.

"Se lo merece porque nadie ha trabajado más duro que él. Es sensacional ver a alguien que entrenó tanto tener su oportunidad para demostrar de qué está hecho", expresó su compañero, Patty Mills, en su cuenta de Instagram. El base destacó el juego de su compañero en un partido en el que se ganó el respeto de todos.

Callado como pocos, centrado como ninguno. Al igual que Dr Jekyll y Mr Hyde, el joven de Pensilvania convive con dos personalidades en un mismo cuerpo. Cuando entra a la cancha revoluciona el partido, pero fuera de ella se mantiene alejado del mundo. Dicen que el silencio otorga, pero para Lonnie es al contrario. Es su modo de ser y siempre deja que su juego hable por él. Humilde de nacimiento y maduro desde pequeño. Con los pies en la tierra y la mente en el cielo. 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X