F4 Euroliga 2019

El CSKA se llevó una épica semifinal ante el Real Madrid: 95-90

17:56 17/05/2019 | Peleada hasta los segundos finales y con un desenlace incierto, la semifinal se la llevó el conjunto ruso. Campazzo aportó 10 puntos para el Madrid, pero su gran temperamento no alcanzó.

Campazzo tuvo una gran noche pero no pudo alcanzar su tercera final

Con un final memorable, que mostró al Real Madrid con chances de llevarse la clasificación hasta el final, el CSKA Moscú derrotó a los españoles por 95 a 90 y estará en la definición del domingos ante el Anadolu Efes. Fueron vitales los 23 puntos que convirtieron respectivamente Nando De Colo y Chacho Rodriguez.

Misma semifinal del año pasado, aunque esta vez con favoritismos más repartidos, ya que en 2018, el Real Madrid llegó como el menos indicado para llevarse el título, aunque luego se lo terminó quedando.

Tras un excelente arranque de los españoles (13-7), con Campazzo como líder anímico del RM (5 puntos y 2 asistencias), el ingreso de Llull en su lugar, si bien fue parte de la máxima diferencia (22-11 para los de Laso), también generó desajustes defensivos, muy acentuados a partir del ingreso de Chacho Rodríguez. El barbado hizo absolutamente lo que quiso contra el que le pusieran adelanta, ya fuera Llull o Carroll (sobre todo).

Con 14 puntos en la primera mitad, llevó al CSKA incluso al liderazgo 29-28, pero su salida, y el regreso de Campazzo, revirtieron la situación. El Madrid, apoyado en la energía del base y en la tremenda injerencia de Tavares en el juego (6 puntos, 7 rebotes y 3 tapas en los 20 minutos iniciales), pudo volver a sacar 6 de luz, aunque alguna mala ofensiva y desconcentraciones atrás le permitieron a los rusos cerrar con un negoción: 43-45. Muy buena participación en ese tramo de Deck, que con 12m35s fue el hombre del Madrid con más minutos en cancha.

En el tercer cuarto empezó a abrirse un poco el juego, básicamente por la tremenda personalidad de Facundo Campazzo para sacar de sus casillas a Chacho Rodríguez (además de anotar 5 puntos), y por la enorme racha del francés Fabien Causeur, que fue una máquina de anotar en los pocos minutos que estuvo en cancha. El Madrid llegó a sacar 14 de ventaja (65-51), pero cuando Facu le dejó su lugar a Llull y, al igual que en la primera mitad, el equipo se frenó. De hecho, además de la diferencia descontada por CSKA, Llull tiró tres lanzamientos de tres que apenas pegaron en el cesto, complicando innecesariamente a su equipo.

Para colmo, ya en el último cuarto, una situación insólita sacó del juego mentalmente a los españoles por unos minutos. Una distorsión del sonido del locutor hizo que los árbitros mandaran a lanzar de nuevo un libre fallado por De Colo, lo que provocó una protesta del banco del Madrid que terminó en una técnica. Los madrileños se pusieron nerviosos, se fueron del juego para siempre y en poco tiempo el CSKA, con De Colo y Clyburn, no solo se puso en partido, sino que lo empató en 80 a tres minutos y medio del final.

La igualdad la comenzó a torcer el conjunto ruso con un triple de De Colo para el 87-85 parcial. Le pitaron la 5° falta a Facu Campazzo, por lo que vio el desenlace sentado. El juego se volvió de ajedrez y los dos equipos comenzaron a desfilar por la línea de libres. Con 17 segundos, Llull achicó la desventaja del Madrid a la mínima con un bombazo lejano, pero luego del viaje a la línea de Higgins, no pudo volver a convertir de a tres y el CSKA se aferró a un rebote que significaba la clasificación a la final de la Euroliga.

Facundo Campazzo: 10 puntos (2-8 2PTS, 1-2 3PTS, 3-3 TL), 6 asistencias, 2 rebotes, 1 robo y 10 de valoración en 23 minutos.

Gabriel Deck: 2 puntos (1-2 2PTS), 2 rebotes, 1 robo, 3 de valoración en 20 minutos en cancha.

 

Fabián García / [email protected]
Enviado especial a Vitoria, España
En Twitter: @basquetplus

Compartir

 



X