LNB

Extranjeros que hicieron historia: Josh Pittman

18:00 04/05/2020 | Abdul Joshua era su verdadero nombre, pero fue Josh para todo el mundo: alero, talentoso, con una calidad enorme, lo disfrutaron 6 clubes distintos.

Pittman en Peñarol, en sus comienzos (Foto Marcelo Figueras)

Abdul Joshua Pittman, Josh, llegó por primera vez a la Argentina para jugar por Peñarol en 1998. Tenía 22 años y seguramente cuando llegó a Mar del Plata con toda la ilusión de comenzar su carrera profesional, no imaginaba que la Argentina se convertiría prácticamente en su casa. 

Si bien Peñarol fue el equipo con el que más se identificó, jugando allí 6 temporadas (las primeras 4, todas con más de 20 puntos de promedio), su calidad la repartió por varios clubes de la Argentina: Quilmes, Atenas, Libertad y Sionista. Salvo una escapada por la A2 de Italia y dos años en México, más algunos recesos que jugó en Venezuela, hizo toda su carrera aquí.

En lo deportivo, no le tocó vivir la mejor etapa de Peñarol en su primera parte con los milrayita, pero sí en la segunda, donde llegó a la final en 2006/07, siendo uno de los mejores equipos de la Liga, el mejor de ese año sin dudas (campeón del Súper 8), pero que en la final no pudo contra Boca. Una gran frustración. 

Antes, con Atenas, logró su primer título en el país, coronándose campeón de la Liga Sudamericana 2004, con Sucatzky, Campana y demás de compañeros. Con Atenas también ganó el Top 4 de ese año. Luego fue campeón del Interligas 2011 con Obras Sanitarias. 

Juan Gutiérrez, compañero suyo en el equipo porteño, lo recuerda con mucho afecto: "Josh es uno de los mejores compañeros que tuve. Siempre estaba con una sonrisa tratando de alentar y hacer sentir bien a todos. Amaba profundamente al basquet, miraba muchos partidos y analizaba todo lo que pasaba como un entrenador más. Le encantaba hacer pesas y estar fuerte porque era un jugador tan completo que buscaba ventajas con velocidad, con fuerza, con salto y con tiro a distancia. Una maquina de anotar, muchos recursos".

Era un jugador explosivo, con un enorme talento para el uno contra uno o para desequilibrar por fundamentos, más una velocidad de ejecución extraordinaria. También tenía un muy respetable tiro de tres puntos, pero sobre todo mucha habilidad para ir al cesto.

Pittman, técnicamente, fue campeón de la Liga 2007/08 con Libertad, porque jugó los primeros 20 partidos de ese año con el equipo de Sunchales, a la postre ganador del título, aunque con Laron Profit de alero, que llegó por Pittman, suspendido por doping positivo. Una mancha por la que se fue a México a cumplir la sanción. 

Ya en la etapa final de su carrera, cerró su trayectoria en Sionista de Paraná los últimos 3 años, para retirarse allí en 2014, tras 15 temporadas en nuestra Liga Nacional, donde completó 18.3 puntos en 553 partidos. Un crack que pudo llegar mucho más alto, pero que no tuvo quizá la decisión para ser el mejor de todos. Madera tenía.

Compartir

 



X