Selección Argentina

Hernández: "Estoy muy feliz, agradecido e ilusionado"

13:54 20/01/2015 | Se presentó el flamante entrenador de la Selección Argentina. En conferencia de prensa con CABB, Oveja habló de su regreso al combinado nacional.

Sergio Hernández fue presentado como nuevo entrenador de la Selección Argentina durante el mediodía de este martes. El flamante técnico, que regresa al combinado albiceleste tras su partida en el 2010, dio una conferencia en las oficinas de la CABB junto a Federico Susbielles (interventor de CABB) y Juan Espil (Director Deportivo), donde se lo mostró muy feliz con la toma del cargo y habló sobre este retorno a la dirección de las filas argentinas.

El primero en abrir la conferencia fue Susbielles, que subrayó lo muy importante que es el haber conseguido llegar a un acuerdo con Hernández, enfocado en los próximos torneos internacionales y valorando la trayectoria del nuevo técnico. "Estamos felices por contar la experiencia, la jerarquía y la capacidad de Sergio Hernández en un nuevo proceso. Quiero agradecerle a Sergio que en este momento tan delicado e importante de la Confederación haya sumado su esfuerzo y trabajo para los años que vienen", declaró el interventor.

Tras sus palabras, Espil tomó los micrófonos y escuetamente también dio sus impresiones tras la llegada de Hernández. "Oveja es un gran entrenador y para mí es un orgullo poder presentarlo como nuevo entrenador de la selección. No tengo dudas de que le va a ir muy bien, es uno de los grandes entrenadores que tenemos en nuestro país y sin dudas va a tener una gran competencia", dijo.

Luego llegó la esperada palabra de Oveja, que antes de pasar a las preguntas de los colegas hizo una breve pero buena introducción acerca de su regreso a la Selección.

"La sensación es la misma que tuve allá por el 2005, antes era un poco más inconsciente y ahora tengo un poco más de certeza de dónde me meto. Una de las cosas que me llevó a decidir tomar el cargo que me ofrecían son en base a que es un momento donde creo que la gente con más experiencia debemos poner el hombro. No quiero que se tome como si estuviera haciendo un sacrificio por dirigir a la Selección Argentina, al contrario, es un enorme placer. Si estos son los problemas de la vida bienvenidos sean", arrancó comentando.

Luego se tomó unos minutos para hacer hincapié en otro de los puntos que lo llevaron a aceptar la propuesta de la CABB, en base a la capacidad de trabajo tanto de Susbielles como de Espil. "No es por quedar bien con ellos (por Susbielles y Espil) pero los conozco de sus épocas de jugadores y sé que en esta gestión van a hacer lo mismo. Van a dejar el alma por el equipo, y esas son cosas que uno no puede dejar de lado cuando las personas con las que vas a trabajar tienen mucho que ver en las decisiones. Estoy feliz, agradecido profundamente e ilusionado con empezar el ciclo, que tiene que ser por muchos años en pos al básquet argentino", comenzó diciendo.

Haciendo un pequeño comparativo sobre su ciclo anterior y lo que se viene en cuanto a torneos internacionales, Hernández dejó en claro que ambos procesos los toma de diferente forma, que antes el desafío era otro y que ahora está enfocado un poco más a afianzar a los jugadores más jóvenes. Obviamente, la meta está fijada en alcanzar los próximos Juegos Olímpicos.

"No sé si es un desafío mucho mayor que el del anterior ciclo. No olvidemos que en aquel entonces no tenía experiencia internacional y que llegaba para dirigir a la Selección que había sido campeona olímpica seis meses atrás, y los 12 jugadores o jugaban en la NBA o jugaban en Europa, pero todos tenían puesta la medalla de oro. Entonces ese era un desafío bien caliente. Hoy es un desafío diferente, ni mayor ni menor. No me gusta llamarlo recambio, pero hay un proceso donde se apunta a consolidar a jugadores jóvenes, subir a otros que no han tenido tanta participación hasta ahora, y por supuesto hacer un buen papel en los venideros torneos de Toronto y Monterrey, si es posible clasificar directo a Río sino entrar en la instancia del repechaje, pero la idea es Río, que es la gran ilusión de todos", expresó.

La pregunta clásica sobre la posibilidad de sumar a Emanuel Ginóbili de cara a los próximos torneos no pasó inadvertida para la prensa y volvió a hacerse presente. Hernández simplemente declaró que no podría usar armas de seducción para tentar al escolta porque se conocen desde hace mucho y saben cuáles son las intenciones, pero de todas formas subrayó que si Manu decide jugar las puertas siempre estarán abiertas.

"Manu tiene abierta las puertas de la Selección y es él quien tiene que decidir. Seducir a Manu es una tarea algo rebuscada, nos conocemos y él sabe cuando estoy seduciendo o no. Yo podría seducir a alguien que no me conoce, pero con alguien que me conoce tanto es difícil. Obviamente tiene las puertas de la Selección abierta, está toda la decisión en él. No hace falta ser misterioso en esto. No voy a convocar a Ginóbili si él no me da el ok antes, eso está claro, no voy a hacer eso con un jugador con su trayectoria. Si él está dispuesto a jugar algunos de los torneos que se vienen no tiene más que avisar, y jugar. Esperemos que se dé", comentó Hernández.

Sobre su próximo grupo de trabajo en la Selección, Oveja declaró que todavía no hay nada confirmado aunque sí dijo que hay nombres que pretenden que se mantengan y otros a sumar. En principio, la intención es mantener a Gonzalo García y Nicolás Casalánguida dentro del cuerpo técnico, con el añadido de acoplar a Silvio Santander dentro de los asistentes. "Ayer hablé con los tres y están de acuerdo en sentarse a hablar con Juan (Espil)", dijo el bahiense de 51 años.

Espil declaró que con respecto a la preparación de cara a los Panamericanos habrá algunos cambios. Al haber instancia de Liga en el medio, que puede afectar no solo a los entrenadores sino también a los posibles jugadores a convocar, la intención es consensuar y diagramar una forma de trabajo distinta que haga factible una buena preparación.

 

Compartir

 



X