Liga Nacional 2020/21

Hiriart, DT de Oberá: "Aunque seremos nuevos, podremos jugarle de igual a igual a cualquiera"

19:00 19/09/2020 | El entrenador del conjunto misionero analizó el momento del equipo que recientemente llegó a la Liga Nacional tras comprarle la plaza a Estudiantes.

Foto: La Liga Contenidos

Leo Hiriart continuará al mando de Oberá en la Liga Nacional y aprovechamos la llegada del equipo misionero a la primera categoría para dialogar con él sobre todo lo que ocurrió en las últimas semanas. 

- Formalmente sos coach de A, ya lo habías sido en Salta Basket, pero bueno imagino que esto debe ser especial.

. Sí, en primera medida es un inicio de temporada donde me toca esa responsabilidad. Es un proyecto diferente, ya con un conocimiento previo de la institución y en lo deportivo. 

- Es una cosa más tuya, ¿no? Estás hace un tiempo en el club, tenían la aspiración de ascender la temporada pasada, que eran grandes candidatos. Lo manejás un poco más vos.

. Estoy en un lugar en el que comparten mis intereses profesionales. Ellos dieron un salto que yo también estaba buscando. Ahora que llegamos queremos estar a la altura. Si bien vamos a ser los nuevos, podemos jugarle de igual a igual a cualquiera. Eso hay que demostrarlo para tratar de que las cosas se vayan equilibrando y de que sea un viaje de ida, no algo fortuito. 

-¿Qué tiene Oberá para nos pongamos contentos los del básquet de que esté en la A?

. No es solamente un proyecto deportivo, sino también un buen tiempo institucional. Hubo equipos en el pasado que estuvieron bien en lo primero, pero no en lo segundo. Y otros al revés. Acá se mezclan las dos cosas, con lo cual, es un proyecto que respeta a los jugadores y entrenadores. La idea es dejar un camino hecho para que los que vengan después puedan disfrutarlo. También se suma otra provincia a la liga después de 25 años, cuando estuvo Luz y Fuerza. 

- Sospecho que en el momento en el que arrancaste a armar el plantel, no sé si había ya la chance de ir a la A, pero lo diseñaste con la cabeza en la Liga Argentina. 

. Un poco sí, un poco no. Las chances de jugar Liga siempre se buscaron, pero en un momento claudicamos porque estaban firmes los 20 equipos. De todos modos, cuando quisimos buscar jugadores de primera, es muy difícil que bajen a la segunda, más allá del dinero que les ofrecíamos. Entonces, buscamos dentro de lo que había en la categoría, jugadores con experiencia en ese torneo, y que, si los reforzábamos con algunas fichas más, íbamos a tener una temporada atípica y un tanto devaluada en el roster. En la capacidad de competencia lo mismo. Creo que eso sucedió. Se dio sobre el final del tema de la plaza y ahora con Anthony Kent y dos fichas más que pensamos cntratar, pensamos ser un equipo largo de 12 jugadores bajo este contexto. Vamos a poder competir tranquilamente.

-¿Esas dos fichas más son extranjeros?

. Sí, porque en el mercado de nacionales no encontramos lo que estamos buscando.

- Algo queda de todos los que se fueron al exterior.

. Sí, lo que pasa es que, para nosotros, sabiendo que los 18 partidos de la burbuja van a ser parte de la temporada regular, si esto se confirma, no podemos dar la ventaja, siendo nuevos y teniendo un roster que cambió en una semana de categoría, de esperar hasta diciembre para sumarlos el equipo. 

- Hay una cosa que no tengo en claro, que es cómo se define el descenso. ¿Vos lo sabés?

. No, no tengo idea porque tampoco sé cómo va a seguir el torneo después de la burbuja. De momento sabemos que se realizará eso de los 18 partidos, que se clasifican dos por zona y que luego se cruzarán eventualmente. Después no tengo idea. 

- Ponerte objetivos muy fuertes hoy es complicado por varios motivos. Primero porque no se sabe bien cuándo se va a jugar y segundo por esto que hablábamos recién, que si se juega tenés clara la primera etapa, que es la burbuja, pero no la foto completa.

. Totalmente, porque aparte de la incertidumbre es todo nuevo, no solo para nosotros, sino para todos. Para Oberá termina siendo al menos una no desventaja. No sé si ventaja, pero no termina siendo una desventaja, porque si fuese otro contexto entraríamos en la liga, tendríamos que ir a jugar a Junín, a Córdoba y a un montón de lugares que por más que vos digas que estamos a la par, enfrentar a conjuntos que tienen muchos años en la Liga se hace complicado. En este caso, son 18 partidos en 38 días. Por momentos sucederá que va a ser más una supervivencia que un torneo. Entonces, influirán los estados de ánimo. Hay que saber las condiciones. 40 días encerrados en los que iremos de la cancha al hotel y del hotel a la cancha. Hay un montón de factores que van a incidir mucho en lo deportivo. Algunos ganarán por eso, más que por situaciones basquetbolísticas. 

- Como pasa en la NBA.

. Exactamente. Fue la primera vez en la historia que el uno y el dos del Este no se clasificaron a la final. Al estar encerrados hay un montón de factores y el que sepa dominarlos, junto con lo físico y lo mental, podrá sacar ventaja. De ahí a plantearnos objetivos es muy difícil. 

- Justamente eso te iba a decir. Para un equipo nuevo, en una categoría en la que muchos jugadores no participaron, esto de no tener que viajar y no tener ese desgaste extra, para vos es bueno. 

. Sí, porque dentro de que somos los nuevitos. Entraremos a una competencia conocida por todos, pero dentro de un contexto nuevo. Dentro de este juego de palabras puede ser una ventaja, porque partimos de la misma distancia, estando desconcertados y con mucha incertidumbre.

- Esto de estar entrenando casi de manera normal, ¿creés que de entrada puede generar beneficios?

. Puede ser, si las fechas se mantienen dentro de noviembre. Tener más de 15 días de preparación puede ser una ventaja. Nosotros estamos viendo, en todo este contexto, en vez de sufrir y ponernos en tono quejoso, de qué manera podemos marcar ventajas como para equiparar nuestros inicios en la Liga. 

- Y en este esquema, ¿qué rol o importancia tienen tipos como Goyo o Zago? 

.  Mucha, porque si bien también hicieron sus últimos años en el ascenso, no dejan de ser tipos que conocen la categoría y que aportan experiencia y responsabilidad. Esta es una oportunidad grande y hay que disfrutarla. Quizá con todo este contexto que pondrá de mal humor a muchos que están dentro de la A, capaz anímicamente nosotros podamos tener otra ventaja con los otros equipos. 

-¿Había muchas ganas en el grupo de que se concretara?

. La verdad que sí. La Liga Nacional es única por más que esté en el momento que esté y en la situación que se viva. Es el máximo nivel que tiene el país y para nosotros tiene un grado de importancia tremenda, se juegue como se juegue, con los presupuestos y el dólar que haya. Estar ahí impone respeto, por lo cual para nosotros, que no somos de la categoría, es un desafío enorme que te motiva todos los días. 

-¿Te sirvió lo de Salta como un ejemplo de lo que hay que hacer y lo que no?

. Muchísimo, porque en Salta esa temporada se pudo gestionar y salió casi todo mal, y terminó bastante mal. La sufrimos bastante. Si no aprendí nada de eso sería un burro. Hay cosas que tomar y otras que se podían repetir más allá del resultado, pero sí, me sirvió.

-¿Del plantel qué te falta?

. Nos quedan dos fichas más, que serán extranjeros. Tenemos los seis mayores, con Anthony Kent y Agustín Brocal de U23. Estamos viendo si sumamos uno o los dos foráneos ahora. Y serán en la posición del tres y del cuatro.  

 

Fabián García / [email protected]
En Twitter: @basquetplus

Compartir

 



X