Leyendas

Hoy cumpliría 50 años Palito Cerutti: su recuerdo

10:34 12/02/2019 | El histórico jugador de Atenas falleció en un accidente automovilístico, en 1990, y, en el día de su cumpleaños, Diego Osella nos trae el recuerdo de Palito, su gran amigo.

Carlos Cerutti jugó 19 partidos y anotó 84 puntos con la selección (Foto: interbasquet)

Carlos Cerutti falleció el 3 de mayo de 1990, pero el trágico accidente automovilístico fue trece días antes. El 21 de abril, Cerutti iba a su ciudad natal en la provincia de Córdoba, Morteros, con tres amigos, cuando el vehículo que conducía impactó contra un guardrail. Palito, como lo conocían todos, fue internado, pero después de casi dos semanas falleció en la ciudad de Córdoba. Diego Osella, su gran amigo, rememora ese momento: “Si no recuerdo mal teníamos el finde libre, él se fue a Morteros y yo me iba, al otro dia, a mi casa. No recuerdo bien, pero alguien fue al departamento que compartimos con Palo y me aviso”.

Palito llegó con 16 años a la Liga Nacional y fue creciendo a pasos agigantados. Debutó en Atenas el 24 de agosto de 1985, en el triunfo contra Olimpo de Bahía Blanca por 119-79. En 1988, se consolidó como el pivote titular y fue su consagración definitiva, en la serie semifinal ante Pacífico de Bahía Blanca, ante las ausencias de Héctor Campana y Germán Filloy. “Como jugador era un gran proyecto para esa época y más lo recuerdo como amigo. Desde el primer dia que llegue al club, me ayudó mucho en el dia a dia del equipo. Vivimos en el mismo departamento, era un gran compañero y excelente persona”, nos decía Diego Osella. En la final ante River Plate, Cerutti brilló y se quedó con el MVP de la serie. Unos meses antes se había consagrado campeón sudamericano con la selección nacional.

Con el Griego fue tricampeón de Liga (1987, 1988 y 1990, la última post mortem). En 1989 y 1990 fue convocado para el Juego de las Estrellas, donde fue uno de los jugadores más destacados. Osella nos cuenta como fue vivir ese título sin la presencia física de Palito: “Fue muy difícil jugar con esa situación, nos hicimos más fuertes como equipo. Recuerdo que Sport de Cañada de Gómez era el favorito, pero hicimos un buen final de temporada y ganamos la liga con esas ganas especiales de dedicarle el título a su honor”.  Esa noche de consagración, en el Polideportivo General San Martín, que hoy lleva su nombre a raíz de un reconocimiento que le hizo la Municipalidad de Córdoba, estalló entre lágrimas al grito de "Se siente, se siente, el Palo está presente".
Con 21 años y 2.04 metros de altura, Cerutti, el 15 de abril de 1990, jugó su último partido (104-100 a Echagüe de Paraná), pero nadie se podía imaginar que era su despedida. Se cortó así una prometedora carrera y Osella no lo duda ni un segundo: “Seguramente hubiese hecho algo grande en la seleccion, tenia todas las condiciones para hacerlo”.

 

Camilo Marchetta/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @camilomarchetta

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.