NBA

La peculiar historia del primer número uno del Draft

12:45 01/07/2020 | Clifton McNeeley fue seleccionado en la edición de 1947 por los Pittsburgh Ironmen, pero nunca llegó a jugar profesionalmente.

Foto: UTA Texas

El Draft de la NBA acostumbra a dejar ciertas historias que están marcadas por los fracasos o las malas decisiones. Selecciones que no terminan bien tanto para los jóvenes jugadores como para las franquicias que los eligen. Sin embargo, el primer capítulo de la vida de esta ceremonia es tal vez la más peculiar y amarga de todas. Un vínculo que jamás llegó a concretarse y que tuvo lugar un día como hoy hace 73 años.

Ocurrió durante 1947, cuando la NBA todavía no se llamaba así y tenía la denominación de Basketball Association of America o BAA. Luego de la primera campaña de esa competencia, se celebró la inauguración de aquella noche que les permitía a los equipos escoger a los mejores prospectos del momento. Pittsburgh Ironmen, que había tenido un récord de 15 victorias y 45 derrotas, fue la institución que se quedó con el primer pick.

La ronda fue utilizada para hacerse de los servicios de Clifton McNeeley, un atleta que pertenecía a la Universidad de Texas-El Paso. Conocido por su capacidad anotadora, había brillado en la NAIA y tenía posados sobre él los ojos de todas las organizaciones. No obstante, sucedió algo que cambió el rumbo de ese destino: antes del inicio del curso 1947/48, los Ironmen se declararon en quiebra y desaparecieron.

Según su círculo íntimo, McNeeley nunca tuvo ganas de unirse a la BAA y competir profesionalmente. Pero, más allás de sus pretensiones o de las consideraciones sobre su futuro, aquel suceso lo hizo alejarse completamente del torneo. En cambio, completó una larga trayectoria como entrenador de secundario.

La primera selección en la historia del Draft no disputó ni un sólo partido oficial, algo que volvió a pasar con un número uno únicamente en 1951 cuando Gene Melchiorre quedó unido a un escándalo de arreglos deportivos. 73 años más tarde, la ceremonia se ha convertido en un emblema de la liga. Uno que, curiosamente, comenzó con una desconexión.

Etiquetado como:

Compartir

 



X