Finales NBA

Miami y su saldo del J1: lesionados Dragic, Adebayo y Butler

10:19 01/10/2020 | Nada pudo ir peor para el Heat tras la primera final contra los Lakers: perdió feo y tres de sus principales figuras salieron lesionados.

Butler, Dragic y Adebayo, con lesiones de distinta gravedad (Foto Getty)

Muchos usan la visualización antes de un evento o situación importante para intentar mentalizarse para que las cosas vayan bien. Si la gente de Miami lo hizo, todo terminó saliendo absolutamente al revés, porque nada de lo previsto se dio en la cancha. 

En realidad, en cuanto al juego, el Heat empezó muy bien, defendiendo duro, cortándole la línea de juego a LA Lakers, hombre a hombre, y sacando 13 puntos de ventaja. Pero tras ponerse 23-10 arriba, todo empezó a salir mal. Primero, los Lakers defendiendo mejor y Miami además bajó su eficacia notablemente. Conclusión: parcial de 21-5 para ganar el primer cuarto 31-28. Pero faltaba lo peor. 

En el segundo cuarto, Goran Dragic, en un momento, sin que nadie lo chocara, hizo un gesto de dolor y se miró el talón izquierdo. La primera imagen que vino fue la de lo que alguna vez se rompieron el tendón de Aquiles, que sienten un latigazo como de una patada. Salió y no volvió. No llegó a jugar 15 minutos y anotó 6 puntos. Se hizo estudios y el diagnóstico, publicado por Shams Charania y Adrian Wojnarowski, fue desgarro en la fascia plantar. Si bien no suena tan grave, y que el propio Woj dijo unos minutos después que pudo poner presión sobre su pie izquierdo, no descartando volver en estas finales, es una lesión muy molesta que disminuirá al base si llega a intentar jugar. 

La mala suerte siguió para Miami. En el tercer período, ya con el juego liquidado y Miami 29 puntos abajo, Adebayo intentó ir fuerte al aro, pero tuvo un duro choque con Howard y quedó muy dolorido en su hombro izquierdo, el mismo que se había lesionado contra Boston. El pivote salió y no volvió. Le hicieron estudios y solo dio una distensión, por lo que seguirá jugando, aunque con dolor. 

Finalmente, Jimmy Butler. El alero se torció el tobillo en la primera mitad, salió, pero volvió en la segunda, dando a pensar que estaba bien. Sin embargo, en una acción forzada, sin demasiado sentido con el juego ya muy abierto, volvió a pisar mal y mostró dolor. Butler es duro y este tipo de lesiones los profesionales de la NBA las soportan, pero evidentemente también generan que un jugador no esté al ciento por ciento, por lo que todo juega en contra de Miami, que para vencer a los Lakers necesita a todos a pleno y en el más alto nivel, no solo basquetbolístico.

 

Fuente: 
Shams Charania, Adrian Wojoranowski

Compartir

 



X