NBA

Westbrook, el diferencial del ataque de los Rockets

09:25 03/08/2020 | En los últimos 36 partidos, el exmiembro de Oklahoma City Thunder ha tenido un rendimiento sobresaliente. Un repaso a sus números.

Foto: AP

Desde que traspasaron a Clint Capela y consiguieron a Robert Covington, los Houston Rockets han adoptado un sistema que tiene más detractores que devotos: el small-ball, dispuesto por una alineación de jugadores bajos en tamaño y con características de perimetrales. Si bien existen claras muestras de las deficiencias que esto puede tener, sobre todo en la pintura y ante rivales con internos dominantes, la realidad es que también ha servido para desbloquear el máximo potencial ofensivo de una pieza del plantel en particular: Russell Westbrook.

La franquicia texana comenzó a utilizar definitivamente estos quintetos sin interiores en enero. Y, pese a que el buen momento del exmiembro de Oklahoma City Thunder se extiende aún más en el tiempo, su impacto en el funcionamiento del equipo ha aumentado aún más con ese tipo de formaciones: mantiene una racha de 20 puntos o más en los últimos 36 partidos disputados, de los cuales 19 fueron bajo el concepto del small-ball. En este lapso, los Rockets ganaron trece veces y cayeron sólo en seis ocasiones.

Al achicar la muestra a sus últimas quince apariciones, el promedio de Westbrook es de 30,8 puntos, 8,3 rebotes, 5,9 asistencias y 1,7 robos con un porcentaje de acierto del 52,3% en tiros de campo. Pero, ¿qué efecto provoca en su juego el hecho de achicar la escuadra? Principalmente, lo "obliga" a disminuir su volumen de triples: rodeado de tiradores que ostentan una mayor efectividad, el MVP de 2017 ha entendido que debe reducir sus lanzamientos desde el perímetro y concentrarse en las penetraciones. En ese lapso, apenas ha intentado 30 veces desde la tercera dimensión. Curiosamente, su nivel de acierto ha aumentado: del 25,6% global al 36,7%.

El grueso de sus anotaciones se da, entonces, en las cercanías del aro: Westbrook lanzó 153 veces en el área restrictiva y tuvo un porcentaje de acierto del 63,4%. La amenaza que suponen sus compañeros le permite operar con mayor libertad en la pintura, en donde se destaca por encima de la mayoría de los bases por su facilidad para llegar hasta el canasto a través de su capacidad atlética. Sus peores actuaciones se ven cuando abusa de los tiros en suspensión. Allí, el nueve veces All-Star posee una efectivdad del 37,5%.

La nueva disposición de su carta de tiro, más adaptada a lo que pide Mike D'Antoni, también le genera a Houston los espacios necesarios para que sus tripleros puedan dañar a las defensas contrarias. Si el camino hacia el aro se cierra, Westbrok suele saber castigar las ayudas y encontrar al hombre libre: promedia 7 asistencias por encuentro durante toda la campaña. El sistema lo ha alejado del desorden, quizás la principal critica que recibe su juego. Y, en ocasiones, su impacto en el desarrollo de los partidos se asemeja al de James Harden.

Leandro Carranza | [email protected]
En Twitter: @basquetplus | En Twitter: @leocarranza99

Compartir

 



X