NBA 2014/15

Y un día salió de la malaria: New York venció a los Pelicans

09:34 20/01/2015 | Después de 16 derrotas al hilo, los Knicks se sacaron la espina y consiguieron una bocanada de aire venciendo 99-92 a New Orleans. Prigioni no jugó.

El desahogo y la alegría: Carmelo, Amundson y Calderón, autor del triple clave, festejan la victoria neoyorkina.

New York Knicks 99 - New Orleans Pelicans 92
Se hizo la lucecita / Diario Olé

Un triple del español José Calderón, a 32 segundos del final, encaminó la victoria de New York sobre New Orleans, por 99-92. Los Knicks ganaron después de 16 derrotas consecutivas, justo el día que el DT Derek Fisher no incluyó a Pablo Prigioni.

José Calderón hizo su conversión más importante de la temporada y todo el Madison respiró. Ese triple le dio una ventaja de cuatro puntos, luego una buena defensa y un libre de Carmelo Anthony encaminaron la tan esperada y necesitada victoria para el local.

Fue el primer triunfo desde el 12 de diciembre, que sirvió para cortar una racha de 16 derrotas. El escolta Langston Galloway agregó 21 puntos para los Knicks, que ahora tienen un récord de 6-36 y también le pusieron punto final a 12 contrastes seguidos en el Madison.

No le alcanzó al visitante el esfuerzo, especialmente en el final, de Tyreke Evans (23 puntos y nueve rebotes), que no tuvieron a Anthony Davis y Jrue Holiday, todavía en recuperación de sus lesiones.

Los Knicks tuvieron una ventaja de 15 puntos, en el final del tercer cuarto, que se recortó a uno (93-92) en los últimos 2 minutos. Pero hasta ahí llegaron. New York, entre tantos malos, traía en su pesada mochila nueve derrotas seguidas por más de dos dígitos, desde el 27 de diciembre en Sacramento.

Carmelo Anthony nuevamente fue el máximo anotador de su equipo, con 24 puntos, además de nueve rebotes y 3 asistencias, la última clave como descarga para el triple de Calderón, desde la esquina derecha del ataque.

El DT Derek Fisher no utilizó esta vez al cordobés Pablo Prigioni, quien no se perdía un partido desde el 8 de noviembre. Prefierió una rotación entre sus dos primeros bases, Calderón y Shane Larkin.

Ahora los Knicks tienen otros dos partidos accesibles: este miércoles ante Philadelphia (8-33, penúltimo del Este) y el viernes contra Denver (18-23, undécimo del Oeste), ambos en el Madison.

 

Compartir

 



X