Especial

Informe: ¿qué pasó con la elección en la Federación de Buenos Aires?

15:56 23/11/2020 | Convocamos al colega Ignacio Saraceno, conocedor del tema, para que escriba este artículo sobre una situación conflictiva y polémica.

Miguel Chami, el hombre en el centro de la polémica (Foto Planeta Naranja)

Miguel Chami fue reelecto recientemente como presidente de Federación de Provincia de Buenos Aires con polémica incluida. Una polémica de larga data, que podría remontarse hasta el 2014, cuando el hoy presidente de la Federación era secretario de la misma y tuvo un serio cruce con Pablo Huarte, el entonces presidente de la Asociación de Mar del Plata.

Huarte acusaba a la cúpula dirigencial de la Federación de estar haciendo las cosas fuera de las normas jurídicas vigentes. De estar funcionando al margen de la ley, tal como la Federación y las Asociaciones requerían a la hora de aprobar balances o elegir autoridades. Tal fue el conflicto que Chami llegó a iniciar gestiones (y amenazas varias) de desafiliación de Mardel por rebeldía. Algo que finalmente no sucedió e incluso el tiempo los vio trabajar juntos en el básquet provincial, ya con Chami como presidente.

¿Por qué es importante traer esto a la memoria? Porque la historia personal difícilmente se olvide y porque Huarte, quien dejó de ser presidente de AMB a principios de 2019 (cargo que hoy ocupa Jorge Dasso), es uno de los principales impulsores de la llamada “Federación con todos”, la agrupación de Asociaciones disidentes a Chami. Al principio eran 9 (ahora ese es un número que está en discusión) y eligieron a Marcelo Palotti como candidato a las elecciones este año.

La oposición -en febrero/marzo de este año, con los suficientes números para ganar elecciones- se comunicó con Chami por mail a través de Huarte para invitarlo a una lista de consenso. Básicamente lo llamó a dar un paso al costado, a que no participe de unas elecciones que lo iban a ver perder su cargo en la Federación. Algo que a vista de propios y extraños iba a ser un golpe fuerte en un año de plena construcción de poder de la CABB.

No es un dato menor la pandemia. Todo se embarró a partir de allí y de aquel mail. Comenzaron las idas y vueltas virtuales y en los medios (como el que maneja quien esto escribe, Planeta Naranja), Chami, Cerisola (La Plata), Burghini (Olavarría), Dasso (Mar del Plata), Pallotti (Bahia Blanca), todos jugaron su papel en una historia de notificaciones que no recibían respuestas. Un diálogo de sordos.

Primero fue una solicitada de las Asociaciones disidentes (aún no autodenominándose así), donde se exigían gestiones de asistencia económica a los clubes en esta pandemia. Chami, por supuesto, hizo automáticamente la lectura política. SI bien el pedido era lógico, por detrás era clara la sintonía que llevaban en ese sentido las firmantes de esa carta.

En el medio de la votación para cambiar el sistema de Provinciales y en plena cuarentena, con un panorama muy complicado para volver a las canchas, la Federación sometió a votación ese cambio a partir de 2021. Otro conflicto para sumar al enjambre y que establecía posturas claras en el plano político. 

Tampoco las disidentes fueron convocadas a la reunión de Consejo Directivo donde se designaron los delegados que votarían el Estatuto nuevo de la CABB. Chami manifestó que sus personerías jurídicas no estaban activas y por eso no podrían participar. Hasta en un medio marplatense las mencionó como “NN”. Un requisito que no es tal para reuniones de Consejo Directivo, sino para Asambleas.

Mientras tanto, cada vez que a Chami se le consultaba por las elecciones de manera pública él manifestaba que “se iba a presentar y que iba a ganar”. Textual. ¿Cómo? Si las Asociaciones son 16 y 9 estaban en contra. Algo tenía bien claro: o no eran 9 quienes iban a votar en contra o no eran 16 las que iban a participar de la elección. Que fue lo que terminó sucediendo.

Primero, sabía que la falta de los papeles en regla (personería jurídica) de esas Asociaciones jugaba a su favor como nunca antes. Pero también la falta de diálogo personal e Institucional de los protagonistas de esta historia llevó a la oposición a cometer el error no forzado que terminó por sacarlas del juego: enviar cartas documento a la casa de Chami en la ciudad de Junín.

Alegan que lo hicieron porque la Federación no está funcionando en La Plata, que sus cartas y presentaciones no recibían respuesta y que Chami manejaba todo desde su casa. Pero lo cierto es que fue improcedente y le dio al también vice de la CABB el argumento legal para involucrar a la Confederación en el asunto.

La CABB llamó a una reunión virtual de conciliación, a la cual las opositoras no asistieron, e hizo uso de facultades que -dicen los opositores- no le corresponden según el Estatuto CABB viejo, pero aun en vigencia. Es decir, desafiliar a una Asociación de una Federación. Con Mar del Plata, La Plata, Bahía Blanca, Tres Arroyos, Necochea y Chivilcoy fuera de la cancha, el camino estaba allanado para las elecciones, que fueron llamadas en noviembre.

Así es que se realizaron con la presencia de Olavarría, Junín y San Nicolás. Si, solo tres Asociaciones de las 16 eligieron a las nuevas autoridades de Federación, que tiene a un Miguel Chami que deberá tomarse licencia para ser vice de CABB en cuanto el Estatuto nuevo CAB llegue de la IGJ y entre en vigencia. Allí sería Miguel Amarillo el presidente.

Ahora la llamada “Federación con Todos” manifiesta que esto llegará a la Justicia y que la elección se impugnará. Primero por improcedente en sus desafiliaciones, pero también porque acusan a las 3 participantes de la elección de tampoco tener los papeles en regla. Algo que termina siendo contradictorio, porque deja para leer entre líneas que ellas tampoco los tenían. Entonces, aún afiliadas ¿iban a poder participar?

Lo cierto es que durante todo este 2020 fue una verdadera charla de sordos. Pero por voluntad. Ninguno quiso escuchar a la otra parte. Ninguno cedió un centímetro de sus ambiciones o convicciones. Una conversación en donde el básquet provincial se anotó un año para el olvido. Sin que pique una sola pelota y con un proceso electoral, de mínima, anormal, como el año.

Habrá próximo capitulo seguramente. No terminará con esta elección. De hecho, Miguel Amarillo, el vice electo de Chami acaba de renunciar al puesto por el que fue elegido hace menos de una semana. ¿La razón? Alega problemas de salud, pero está claro que su procesamiento en una causa de delitos de lesa humanidad que salió a la luz ante mucha gente que los desconocía fueron los detonantes para que la CABB solicitara su alejamiento. El final de la historia todavía no está cerca parece.

Ignacio Saraceno, especial para Básquet Plus
Planeta Naranja / www.planetanaranja.net
En Twitter: 
@ignaciosaraceno

Compartir

 



X