NBA

Malik Beasley se mete solito en líos: ahora sale con la ex de Pippen

13:41 04/12/2020 | El futuro compañero de Lea Bolmaro en los Wolves fue sorprendido in fraganti con Larsa Pippen y se armó un lindo tole tole.

Larsa, Beasley y Yao, los protagonistas del culebrón (Foto Clutch Points)

Malik Beasley es jugador de Minnesota Timberwolves, de la NBA. Tiene 24 años recién cumplidos, pero viene metiendo la pata una y otra vez. El muchacho llegó a los Wolves este año, en un canje con Denver, donde estuvo 3 años y medio, también con un paso salpicado de escándalos. Pero ahora, el chico parece que quiere subir un escalón más: se lo vio de la mano con la exesposa de Scottie Pippen, Larsa. 

La ex del hombre de los Bulls, de 46 años, apareció en fotos de la mano con Beasley y estalló el escándalo, porque Larsa se separó en el 2018 de Scottie, pero Beasley está casado con la modelo Montana Yao, con quien tiene una hija de un año y medio. Yao, al ver las fotos, publicó en una historia de Instagram: "Wow ... ni siquiera conozco a este hombre. Esto es salvaje, lo estoy viendo por primera vez como todos ustedes"

A todo esto, el tema fue escalando en publicidad y también se metió el hijo de Pippen, Scotty Jr, apenas más joven que Beasley (20). También usó Instagram para expresarse: "Enfocado en mí y en mis metas. No soy responsable de las acciones de nadie". Scotty Jr es uno de los 4 hijos que tuvo Pippen con Larsa, de quien se divorció en el 2018 tras más de 20 años de matrimonio. 

Larsa parece que quiso salir a poner en duda las fotos con otro posteo confuso: "No siempre confíes en lo que ves en las redes sociales. Incluso la sal parece azúcar". La foto que salió en redes es bastante clara y específica, aunque obviamente no es concluyente en cuanto a que haya una relación. De todos modos, Montana Yao inició ayer los trámites de divorcio. 

Beasley viene siendo centro de polémicas fuera de las canchas desde que llegó a la NBA. Estando en Denver fue detenido con posesión de marihuana, se agarró a trompadas en un boliche nocturno con un jugador de la NFL, luego sufrió una denuncia de su propia esposa por haberle apuntado con un rifle al bebé de ambos y la última fue otra acusación por armas, de una familia que estacionó cerca de la casa de Malik y fue echado por el jugador a punta de rifle. 

En medio de todo eso, el affaire con Larsa es un juego de niños y está claro que puede mantener las relaciones personales como se le antoje. Eso sí, alguna vez que sea noticia por lo que hace dentro del campo. No estaría mal.

Fuente: 
US Magazine

Compartir

 



X