Informe

Datos y curiosidades del primer Mundial de la historia

13:35 02/11/2020 | Repasamos los aspectos más interesantes de aquella primera edición de la Copa del Mundo que coronó al seleccionado argentino como campeón del torneo.

Foto: CABB

Mañana se cumplirán setenta años de la realización del primer Mundial de Básquet en la historia del deporte, edición en la que la Argentina fue anfitriona y se consagró como el primer país campeón de la competencia. Como todos los eventos, ese torneo tuvo ciertas particularidades que quedaron en la memoria y que se recordarán con el paso de los años. Repasamos algunas de ellas.

Nebojša Popović es uno de los máximos referentes del deporte de Yugoslavia en lo que respecta a esta disciplina en particular. Fue una figura del Estrella Roja de Belgrado, dirigió la Federación entre 1985 y 1987 y, también, participó de la primera Copa del Mundo con el seleccionado masculino. En ese contexto, se transformó en el primer jugador en anotar puntos en la historia de los Mundiales. ¿Lo curioso? Era, además, el entrenador del plantel.

Los yugoslavos también fueron protagonistas de otro de los grandes sucesos de este torneo. Ocurrió en el enfrentamiento ante España, que esa jornada consiguió su único triunfo en la competición. Fue 2-0, debido a que su rival se sentó en la cancha y decidió no disputar el partido. ¿La razón? Ese reclamo significó un signo de desprecio al régimen de Francisco Franco, quien por ese entonces ejercía dictatorialmente su poder en el territorio español. En aquel equipo de Yugoslavia estaba Boris Stankovic, quien luego fue presidente de la FIBA y uno de los máximos responsables de que los atletas de la NBA participaran de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

Si bien Oscar Furlong fue elegido como el MVP, quien se quedó con la marca de más puntos por juego fue Álvaro Salvadores. Este también formó parte del Mejor Quinteto del Mundial, pero su presencia contaba con una particularidad: representaba a España a pesar de ser chileno de nacimiento y de que luego también defendió los colores de ese seleccionado. Terminó con 13,7 tantos por encuentro.

La victoria de mayor diferencia fue propinada por Argentina, el campeón, a Egipto en la ronda decisiva. Ese mano a mano finalizó con triunfo 68-33 para los argentinos, que sacaron una ventaja de 35 unidades. Además, el conjunto dirigido técnicamente por Jorge Canavesi fue el único que sobrepasó los 60 puntos en al menos un encuentro. De hecho, lo hizo en tres ocasiones.

 

 

 

Compartir

 



X