Internacional

Las razones por las que Delfino sigue siendo importante en Italia

17:09 01/12/2020 | Carlos es uno de los jugadores más importantes del Pesaro, anotando y construyendo a partir de su talento. Promedia 14.0 puntos esta temporada.

Delfino en el Pesaro (Foto Archivo LBA)

En la cancha como en la vida, sin apuros, como si estuviera relajado en una parada esperando un colectivo un sábado por la tarde en periodo estival. Nada lo inmuta, nada lo apura, nada lo descontrola. Así fue, es y será siempre Carlos Delfino, uno de los jugadores más importantes en la historia del básquet argentino.

¿No lo creen? Sintonicen la LegaBasket de Italia y lo verán. El criollo, ya recuperado de sus lesiones, está viviendo un verano sublime en la tierra de la pasta y la pizza, anotando a caudales y siendo uno de los principales jugadores del Pesaro, equipo en el que también se encuentra Ariel Filloy. 

Por ejemplo, el Lancha es top tres en cuatro de las principales estadísticas tradicionales: puntos, rebotes, asistencias y robos. Es el segundo mejor del equipo en tantos y asistencias (14.0 y 2.7), el tercero en atrapes (4.0) y el primero en robos (1.5). Todo esto unido a su siempre confiable tiro exterior, apartado en el que es el escolta del equipo detrás de Frantz Massenat con 41.2%. 

Además, gracias a un estudio realizado por el entrenador Federico Renzetti, se puede saber que es el jugador que mayor porcentaje de uso en el equipo posee (25.42) y, a su vez, según la base de datos de Real GM, el argentino también se destaca en eficiencia, puesto que es el segundo de mejor PER con 20.8. 

Desde el pique, tras recepción, provocando contragolpes con sus ágiles manos y anotando en transición, dando el pase extra o simplemente beneficiando el spacing con su amenaza exterior, Delfino demuestra por qué es considerado uno de los mejores nacionales en la materia. 

¿Otros números que lo avalan? Quinto más destacado en rating de eficiencia ofensiva y defensiva (119.2 y 104.9) y segundo en porcentaje de asistencias (20.3%). 

Llámenlo como quieran. Experiencia, calidad, talento o, simplemente, capacidad innata para embocar la pelota en el aro. Todos lo conocen como Lancha y sus padres le pusieron Carlos Delfino. Es un asesino, un producto divino del afortunado destino.  

 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X