La Liga 2015/16

En su vuelta, Ferro hizo pie para empezar a soñar en grande

19:57 25/05/2016 | Seguimos con el balance de los 20 equipos de la Liga, en este caso, analizando la temporada de Ferro Carril Oeste.

Ferro cumplió con creces en su vuelta a la Liga. (Foto: La Liga Contenidos)
 
Ferro Carril Oeste (Capital Federal)
Posición final: 7° (Conferencia Sur) – sin playoffs
Global: 26-30
Local: 15-13
Visitante: 11-16
DT: Alvaro Castiñeira (26-28), Roberto Pavlotsky (0-2)

 

ESTADÍSTICAS ACUMULADAS

En su vuelta a la Liga Nacional, más allá de no haber alcanzado los playoffs, Ferro cumplió con su objetivo con creces: mantuvo la categoría, fue competitivo y se estableció con la idea de crecer a futuro. Sólo detalles lo dejaron afuera de la postemporada, en lo que hubiera sido una de las gratas sorpresas de la 2016/2017.

De hecho, el equipo de Castiñeira terminó con el mismo récord que Argentino de Junín (26-30), quedando séptimo al perder el desempate individual con los dirigidos por Richotti. Si bien también llegó a la última fecha con chances de quedar último, el balance no deja de ser positivo, para un equipo que sin tener más que nadie, se las arregló para no ser menos que la gran parte de los clubes de la competición.

"La verdad creo que en líneas generales tuvimos una buena temporada", nos dice Alvaro Castiñeira. "El club en su regreso buscaba hacer pie y me parece que lo hicimos bien. Independientemente de que teníamos que ganar el último juego para salvarnos del descenso, siempre anduvimos por la mitad de la tabla. Básicamente creo que lo más importante que tuvimos, fue que competíamos todas las noches. Podíamos ganarle a cualquiera, en cualquier lado. Sólo faltó entrar a playoffs, que hubiera sido la frutillita del postre".

"Logramos muy buenos resultados. El equipo pasó los desafíos que se le fueron planteando durante todo el año, como los cambios de extranjeros o algunas lesiones", declaró Cristian Amicucci en la cena de final de temporada. "Cuando ya pensábamos que teníamos el equipo conformado para querer más, llegó mi lesión, pero el grupo lo supo disimular y salió adelante. Le puso el pecho y ganó en canchas difíciles".

Una de las cuestiones que distinguió a este Ferro, fueron los batacazos, incluso como visitante. Durante el año dieron varias sorpresas, venciendo a equipos claramente superiores desde los nombres. El problema fue que así como vencieron a equipos de punta, perdieron demasiados juegos contra rivales directos o incluso inferiores. La exigencia del rival también fue de la mano del rendimiento propio, siendo un inconveniente que nunca terminaron de resolver.

El triunfo ante Olímpico, uno de los batacazos de la temporada.

Además, Ferro tuvo otro ítem claramente negativo: el bajo rendimiento como local. Su marca de 15-13 en el Etchart es la segunda más floja del certamen, siendo apenas superada en lo negativo por el descendido Sionista (14-14). En contraste, los capitalinos fueron los terceros que más ganaron como visitantes en el Sur (11 victorias), pero la inseguridad en la cancha propia terminó atentando contra sus chances de postemporada.

La identidad del equipo fue clara durante toda la Liga: proponer partidos apretados, de bajas posesiones e intentar imponerse en los cierres, mediante su defensa. Ofensivamente a Ferro le faltaron recursos (15° en eficiencia), pero con su buen trabajo en el campo propio, terminaron compensando parte de esos defectos.

Otra situación que marcó la campaña verdolaga, fue el tema extranjeros, donde no terminaron de consolidarse. En total utilizaron a 9 foráneos, sin contar a DeAndre Coleman, quien dejó su lugar durante la pretemporada. El único que aguantó toda la 2015/16 fue Ramón Clemente, mientras que tuvieron mala suerte en otros casos, como con el griego Fotis Lampropoulos, quien la rompió en dos partidos pero tuvo que volver a su país por un problema familiar.

Ferro se fue acomodando durante la temporada, a medida que perdía jugadores o cambiaba otros. Su esquema y el rol de distintos nacionales fue mutando, como por ejemplo la función de Jonathan Maldonado quien acabó de base o de Lisandro Rasio, quien terminó jugando de alero. La resolución de problemas y el seguir adelante a pesar de las piedras en el camino, fueron sin dudas algunas de las virtudes de este equipo.

Desde lo individual, los más rendidores del equipo terminaron siendo Cristian Amicucci y Jonathan Maldonado. El primero fue clave en el juego interior y el equipo sintió mucho su ausencia, con una rotura de ligamentos que lo marginó de la segunda etapa del torneo. Por su parte, Maldonado fue la principal vía de gol en el perímetro, ya sea cuando le tocó jugar de escolta o cuando lo hizo de base.

En la previa de la temporada, Ferro era uno de los conjuntos apuntados para pelear por la Permanencia y si bien lo terminó haciendo, también estuvo a nada de entrar a los playoffs. Por eso, la temporada de los capitalinos terminó no sólo con un sabor positivo, sino con la esperanza de que hay mucho margen para seguir creciendo y volver a ocupar una posición de privilegio, que hace tiempo abandonó.

 

LA FIGURA

 

Fuente: 
Fotos y videos: La Liga Contenidos

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.