La Liga 2015/16

Boca y una temporada abrazada a su contexto

18:09 25/05/2016 | Comenzamos nuestro repaso de las temporadas de los 20 equipos, analizando lo que dejó el año para el Boca Juniors de Adrián Capelli.

Boccia y Hernández, los más regulares del equipo. (Foto: La Liga Contenidos)
 
Boca Juniors (Capital Federal)
Posición final: 9° (Conferencia Sur) – sin playoffs
Global: 25-31
Local: 18-10
Visitante: 7-21
DT: Adrián Capelli (25-31)

 

ESTADÍSTICAS ACUMULADAS

Si tenemos en cuenta su historia en la competencia, está claro que la temporada de Boca estuvo muy lejos de la expectativa. Los de Capelli estuvieron afuera de la zona de playoffs durante buena parte de la Liga y acabaron salvando la categoría en la última jornada, con su victoria ante San Lorenzo. Con seis de los diez equipos de la Conferencia clasificándose para la postemporada, la sensación es que el Xeneize quedó en deuda.

Sin embargo, a la hora de hacer un análisis más profundo, el balance es algo distinto. Boca no sufrió el tema lesiones como la mayoría de los otros clubes del torneo, pero tuvo varias complicaciones que sin dudas afectaron al rendimiento en cancha: principalmente problemas dirigenciales, que quedaron reflejados por ejemplo, en el tema extranjeros. 

"El balance cuando uno termina como terminó, está más que claro que no es el mejor o el balance que todo entrenador espera", nos dice Adrián Capelli. "Pero bueno, la temporada es agotadora, no te permite descanso y con todas las situaciones que nos tocaron vivir, si me enfoco en eso, no tengo dudas que el equipo hizo un gran trabajo. Por suerte pudimos por lo menos, salvarnos de jugar playoffs por la Permanencia".

"Fue una temporada larga y bastante difícil" analiza Kevin Hernández. "Al principio por ahí habíamos arrancado mejor y después bajamos un poco. Pero me parece que el equipo siempre fue para adelante. Había que darle con todo a los últimos partidos que nos quedaban, para justamente lograr lo que logramos: salvarnos, y terminar contentos la Liga, aunque fue larga y dura. 56 partidos es mucho, pero la terminamos bien".

La noche de la salvación

Tras las salidas de Manny Atkins y el muy rendidor Rashaun Freeman, Boca afrontó el 2016 con apenas un foráneo, que encima rindió muy poco (Jordan Collins). Luego, llegó el mexicano Israel Gutiérrez, que levantó el nivel en comparación con Collins, pero tampoco dio soluciones al nivel de lo esperado. La realidad es sacando ese período inicial con Freeman, fueron siempre los nacionales los encargados de empujar al equipo y evitar un descenso que hubiera puesto en serias dudas la continuidad del básquet profesional.

Si tuviéramos que dividir la temporada en distintos sectores, podríamos hablar de un arranque para el olvido, seguido de cierta estabilidad para el cierre del 2015 y un 2016 sumamente irregular, que combinó algunas victorias sorpresivas, con otras derrotas difíciles de entender. Boca llegó a las últimas fechas peleando tanto en la tabla de abajo como en la de los playoffs, pero acabó quedándose corto y terminando en el noveno lugar.

Específicamente desde el juego, Boca tuvo sus mayores problemas en el costado defensivo. Esta vez, Capelli no pudo imponer la habitual dureza de sus equipos en ese sentido y los capitalinos terminaron la 2015/16 como la marca menos eficiente de los 20 equipos. Ofensivamente la historia fue otra (8°), pero la defensa nunca le permitió a Boca establecer una buena racha de triunfos y le costó varios partidos, especialmente en los cierres.

El xeneize presentó durante toda la temporada, una formación pequeña, con cuatro perimetrales en cancha al mismo tiempo (Ramírez Barrios jugando de cuatro). Como mencionamos, esto dio sus resultados en el costado ofensivo (4° mejor porcentaje en triples) pero le quitó potencial defensivo.

Otra razón para explicar el flojo rendimiento boquense a la hora de frenar al rival, tiene que ver con el desgaste físico. Boca tuvo durante buena parte del año una rotación de apenas ocho jugadores, con muy poco recambio para jugadores como Adrián Boccia o Kevin Hernández, quienes acababan pagando los minutos en cancha.

Desde los nombres propios, no hubo grandes decepciones pero sí algunas sorpresas positivas. Adrián Boccia fue el mejor jugador del equipo, mientras que tanto Lucas Gargallo como Kevin Hernández, tuvieron temporadas que sobrepasaron las expectativas. Los tres fueron los más regulares del plantel y le dieron una base sólida, que seguramente la dirigencia intentará mantener para la 2016/2017 (sólo Boccia tiene contrato).

"Creo que hice una muy buena temporada", cuenta Lucas Gargallo. "Me sirvió mucho la experiencia de tomar responsabilidades y tiros. Me ayudó muchísimo. Crecí como jugador y también de la cabeza. Con tantos partidos, me hizo estar más fuerte de la cabeza. La verdad que pensé que iba a venir de atrás y jugar pocos minutos. Pero después con lo que fue pasando con el equipo, fui jugando más minutos y me sirvió muchísimo".

En resumen, Boca no tuvo una buena temporada desde lo global, pero a la hora de analizarla con una lupa más precisa, lo cierto es que el equipo terminó dando probablemente, cerca del máximo de sus posibilidades, teniendo en cuenta el contexto. El noveno lugar llama la atención, pero toma otro color si tenemos en cuenta que terminaron apenas un juego por debajo de la zona de playoffs.

 

LA FIGURA

 

 

Fuente: 
Fotos y videos: La Liga Contenidos

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.