NCAA

Hank Gathers: a 30 años de una muerte que conmocionó al deporte

16:04 05/03/2020 | El jugador de Loyola Marymount falleció durante un partido disputado el 4 de marzo 1990 a causa de una afección cardíaca que ya le habían diagnosticado.

Hank Gathers, el protagonista de una trágica historia. Foto: ESPN.

Así como el deporte estadounidense es una fábrica que se encarga de producir incontables historias con final feliz, también tiene varias páginas teñidas por la tragedia y el espanto. Quizás la más recordada de todas sea la de Len Bias, el joven que estaba llamado a ser el rival más acérrimo de Michael Jordan y que murió por una sobredosis de cocaína la noche posterior a ser elegido en el Draft de la NBA de 1986 por Boston Celtics. Sin embargo, existe un caso que impacta más por repentino e inesperado que por otro motivo: la muerte de Hank Gathers, el pichón de estrella al que el corazón le dijo basta sobre el parqué.

¿Quién era Gathers? Un joven prospecto al que los scouts de las franquicias de la NBA ya le habían puesto sus ojos encima. Pero, por encima de todo, un hombre de familia: nació en Philadelphia el 11 de febrero de 1967 y, desde ese entonces, entabló una relación de amor incondicional con todos sus cercanos. Tanto sus hermanos Charles y Derrick como sus padres Lucille y Eric veían en aquel chico un brillo especial, dentro y fuera de las canchas. Tardó poco en exhibir su talento como jugador de básquet y esa pasión por dejarlo todo en los playgrounds le permitió escapar de las calles de Raymond Rosen Projects, uno de los barrios más peligrosos del Estado.

En el secundario Dobbins Technical ganó el título de la Liga Pública de Philadelphia en 1985 y captó el interés de muchos programas universitarios. Primero, se enlistó en Southern California junto a su amigo Bo Kimble. Pero, luego de su primera temporada, el entrenador George Raveling les revocó la beca por no responder si iban a quedarse o no en el equipo y ambos fueron a parar a Loyola Marymount. Las reglas de la competencia los obligaron a quedarse un año en blaco. Sin embargo, en el siguiente Gathers hizo historia: se convirtió en el segundo jugador en liderar la Division I de la NCAA tanto en puntos como en rebotes por encuentro. Destacaba por su velocidad, su capacidad de impactar en ataque y su voluntad a la hora de defender. Era, en definitiva, un ala pivote perfecto para los tiempos que corrían.

Fue recién en diciembre de 1989 cuando el juvenil descubrió por primera vez que padecía una enfermedad cardíaca. En un partido entre su equipo y la Universidad de Santa Bárbara, se desplomó en el suelo y debieron llevarlo de inmediato a un hospital. Le diagnosticaron una taquicardia ventricular y le recetaron un beta bloqueante. Durante los próximos meses, Gathers sintió que el medicamento mermaba su rendimiento y pidió que rebajaran la dosis. Pasó de 240 miligramos a tan solo 80 en los siguientes tres meses. Volvió a las canchas y fue capaz de anotarle 48 puntos en la cara a la LSU de Shaquille O'Neal en un partido televisado a nivel nacional.

Para el inicio del torneo de la West Coast Conference, su dosis volvió a ser reducida de 80 miligramos a 40 con la condición de que en esos días se sometiera a unas pruebas para determinar si estaba funcionando. A pesar de eso, no se presentó y tampoco contestó las llamadas de su cardiólogo. Finalmente habló con él el 2 de marzo de 1990 y acordaron reunirse luego de la finalización de la competencia. Dos días después, en las semifinales ante Portland Pilots, Gathers colapsó segundos después de finalizar un alley-oop. Intentó pararse, pero pronto dejó de respirar. Lo trasladaron rápidamente al hospital Marina del Rey, pero murió una hora y cuarenta minutos después de su entrada.

Tenía 23 años cuando falleció. Aaron Crump, su hijo, apenas 3. La noticia paralizó al deporte estadounidese y será recordada como una de las más impactantes y trágicas que se hayan vivido en la NCAA. ¿Hubo negligencia? Su familia demandó tanto a Loyola Marymount como a su médico y ambos llegaron a un acuerdo extraoficial. El equipo, por 1,4 millones de dólares. El especialista, por un millón. ¿Pudo Gathers haberse mantenido al margen de su pasión para cuidar su salud? ¿Qué hubiera sido de él en la NBA? A 30 años de su muerta, esas preguntas aún hacen eco.

 

Leandro Carranza/[email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @leocarranza99

 

Compartir

 



X