Informe

Los insólitos y cambiantes números de Houston ante los Lakers

09:35 10/09/2020 | Además del tema de los tiros de tres puntos, los Rockets han mostrado unas cifras muy distintas en cada partido en otros rubros.

Harden y Westbrook, termómetros de los partidos de Houston (Foto Getty)

El small ball de Houston, además de revolucionar el juego en estos momentos, genera a veces confusiones enormes en el desarrollo estadístico del equipo. Que lancen más de 50 triples en cuatro partidos de playoffs no asombra, ni que metan 23, como ocurrió contra OKC en el cuarto juego de la primera ronda: 23/58, una bestialidad. 

Pero analizando la serie contra los Lakers, se ven muchos números distintos o, al menos, que varían demasiado de un juego a otro. Uno ha sido, justamente, el tema de los tiros de tres puntos. En el primer juego repartió ante los Lakers casi misma cantidad de lanzamientos de dos (42) que de tres (39), y empezó a mostrar el problema que se acentuaría en cada partido posterior: los rebotes. En ese, salió bien: 41-41. 

Ya el segundo juego, con victoria de LAL, la planilla de Houston fue insólita. De los 39 triples lanzados en el juego 1 pasó a 53, pero eso no fue lo más raro, porque en definitiva los Rockets promediaron 45.3 tiros de tres en el año. Lo increíble fue que tiraron ¡25 dobles! Nunca habían bajado de 30 en toda la temporada, sumando la regular, y menos que menos habían tenido esa proporción de 2.1 triples por cada tiro de dos. ¿Decisión de LAL, cambio estratégico de HOU? La realidad es que el resultado favoreció a los Lakers 117-109. Y aquí ya empezaron los problemas de rebotes. Solo 35 contra 41 de su rival. 

Pero no conformes con esto, el martes modificaron sustancialmente toda su estadística. De los 53 triples tirados pasaron solo a 30, la misma cantidad que tiró LAL, con un correcto 40% de aciertos, y de los 25 dobles cambió a 51. Casi invirtió los números de 48 horas antes. El tema catastrófico fue el de los rebotes: tomó ¡30! Solo dos veces después de la salida de Capela en febrero le había ocurrido. La primera, dos días luego del traspado, 29 contra Phoenix, y luego en el último partido de los seeding games en Orlando, el 14 de agosto, contra Philadelphia. 

Los -13 rebotes contra LAL en el tercer partido, ¿dan por sentado que el big ball de los Lakers se está imponiendo al small ball de Houston? Los Rockets deben resolver si modifican algo en concreto para ser más competitivos, aunque lo fueron en los tres partidos. En realidad, lo que necesitan es corregir el detalle que les está fallando para ganar. No están lejos. 

Compartir

 



X