NBA

Murió John Thompson, leyenda de la NCAA y mentor de Iverson

11:34 31/08/2020 | El histórico entrenador del básquet universitario tenía 78 años. No se ha conocido la causa de su fallecimiento.

Foto: Getty Images

Tristemente, el 2020 se ha llevado a una gran cantidad de figuras y leyendas del básquet mundial. La noticia más reciente tiene que ver con el fallecimiento a los 78 años de John Thompson, histórico entrenador del básquet universitario. Aún no se ha conocido la causa de muerte del hombre que se convirtió en un pionero a la hora de quebrar barreras raciales, que fue el mentor de Allen Iverson y que dirigió a figuras como Patrick Ewing, Dikembe Mutombo y Alonzo Mourning

Luego de un corto paso como jugador por la NBA en el que ganó dos campeonatos con los Boston Celtics en 1965 y 1996, llegó al lugar en el que se transformó en un emblema: el banquillo de la Universidad de Georgetown. Allí fue coach principal entre 1972 y 1999. Se destaca la obtención del título de 1984, con el pivote jamaiquino como estrella principal de un equipo que le ganó en el partido decisivo de la Final Four a los Cougars de Houston. Fue en ese momento cuando se coronó como el primer entrenador afroamericano en ganar el campeonato universitario.

Una de las grandes relaciones que Thompson forjó en su trabajo tuvo como protagonista a Allen Iverson. El excéntrico y talentoso base llegó a su programa luego de estar ligado a un incidente que lo llevó a la cárcel por un período de cuatro meses. Aunque era uno de los proyectos más interesantes no sólo del básquet sino también del fútbol americano estadounidense, ninguna institución le ofreció una beca por esa situación. Su madre llamó al líder de Georgetown y le suplicó que le salvara la vida a su hijo. Y, desde ese entonces, él lo adoptó como a un hijo.

Eventualmente, Iverson lo eligió como uno de los anfitriones en su inducción al Hall of Fame en 2009. "Gracias por salvar mi vida", sentenció. Una declaración que no sólo habla de la importancia que ha tenido el entrenador en su carrera, sino también en su desarrollo como ser humano. Quizás ningún otro caso pueda describir tan bien la integridad de un hombre que acaba de dejar este mundo, pero jamás será olvidado y tiene reservado un lugar privilegiado en la historia del básquet.

Compartir

 



X