Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet
Especiales

Pato Garino: “Me encantaría abrir la puerta de la selección”

19:25 04/05/2022 | El alero argentino dialogó con Básquet Plus sobre su actualidad, su proceso de recuperación después de una etapa dura de lesiones y lo que espera para el futuro.

Garino trabaja para volver a disfrutar del básquet (Foto: Getty)

- ¿Por qué caíste en Madrid, qué estás haciendo y cómo es tu vida actual?

. En Madrid estamos trabajando con un lindo grupo. Estoy con el fisio de la selección, que es Pablo Maccari, que tiene su clínica acá. También estoy trabajando con un preparador físico y un entrenador de técnica individual, en un centro deportivo especializado en básquet. Así que, metiéndole todos los días, haciendo un turno largo de gimnasio y de cancha, y después a la tarde con Pablo, así que la mente puesta en el retorno.

- ¿Cuándo te instalaste ahí?

. Fui a Argentina a fines de enero y principios de febrero. Volví a España a fines de febrero o principios de marzo, estuve un tiempo en Vitoria y a fines de marzo me vine a Madrid.

- ¿Todo el foco en el tema físico y recuperación o te permitís un poco de lo de las empanadas que lo tomaras como para no pensar en la parte física o no?

. Claramente enfocado en la recuperación y en el básquet. Ya el proyecto de las empanadas y otros ya empezaron a ser un poco parte de mi vida. Está todo bastante establecido y en buenas manos. Están mis viejos en Vitoria ayudándome, pero siempre involucrado en lo que pueda aportar, es algo que me gusta y también me distrae. Se convirtió de lo que fue un hobbie, una experiencia y enseñanza es una realidad. También es una responsabilidad que cumplir. Por suerte todo el grupo entiende lo que es mi vida, mi prioridad que es el básquet. Pero a mi me ayuda a no estar enfocado en todo momento en eso, hay momentos que necesito desconectar de los proyectos y el básquet y salir a disfrutar de mi familia. Un poco de todo, pero siempre la prioridad en el básquet y el físico.

-Me gustaría no hablar del tema lesiones cada vez que charlamos, pero inevitablemente el tema sale. ¿Te lo estás planteando de una forma que no te afecte demasiado, te acostumbraste a estar mucho ocupado con la cabeza en las lesiones, o te afecta más de lo que aparentás?

. Nunca te acostumbrás. Si pudiera desecharía todo por la borda y no tener que pensarlo más en la vida. Pero es lo que vivo, yo creo que con el pasar del tiempo y las situaciones aprendés mucho. Con el diario del lunes me di cuenta que muchas decisiones que tomé no fueron las correctas o apresuradas. Más allá de lo difícil que fue dejar un equipo y centrarme en la recuperación, es la decisión correcta, porque todo este tema de un par de años de problemas viene de una lesión que fue la del cruzado, que no tuve una buena rehabilitación porque en un momento clave me agarró la pandemia y tuve que recuperarme aislado en casa, con una cámara del teléfono con Pablo llamándome, un par de cosas y no mucho más. Era el momento que yo tenía que estar en la cancha, ganando fuerza en el gimnasio, hacer trabajos específicos y eso me fue dando problemas todo este tiempo. Por momentos situaciones que tal vez podría haber manejado de otra manera o tomado un tiempo antes, pero eso con el diario del lunes. Hoy en día estoy transitando con más alegría y confort, el sentir que se me están yendo los dolores que me perseguían y entrenar sin tantos problemas. Siempre pensando en el cuerpo y haciendo trabajos específicos, sin que se me vaya la mano, la verdad que también me ayuda a que el día a día sea más ameno.

- ¿Tenés una estrategia?

. No sé si lo llamaría estrategia. Tal vez son decisiones que se toman en determinadas circunstancias. En Francia me di cuenta que la exigencia física sabía que iba a estar, es una liga de la raza francesa, muy exigente, rápida y agresiva. Tal vez con el diario del lunes me di cuenta que la infraestructura no era la ideal, tal vez el cuerpo técnico y la situación del club se adaptó a mi situación y hubo una sobre exigencia que yo no era capaz de soportar en ese momento. Es el día a día y plantearse objetivos. Mi objetivo antes de ir a Tokio era estar sano y dar una mano al equipo, y si el equipo me podía dar una mano a mi en lo personal, de cara a la otra temporada bienvenido sea. Tal vez no salió de la mejor manera. Yendo a Francia obviamente era un paso atrás, por la exigencia y el nivel de la liga y el equipo, pero el plan era ponerme bien físicamente y volver a estar al máximo nivel. Son circunstancias que van pasando, hoy en día voy con el día a día, con el plan de trabajo armado, que por suerte se han adelantado. Pensé que iba a estar un mes enfocado en el gimnasio, trabajando en el isquio y la rodilla, que es lo que necesitaba mejorar. Pero con la cabeza más liberada, sin presión y sin estar ajustado de tiempo fui muy bien y en 15 días estaba haciendo básquet, en 20 días ya empecé a jugar uno contra uno. Ahora estamos viendo cómo evolucionamos en estos días, pero ha sido todo muy positivo. Creo que también dejar un poco la naturalidad de las cosas, que se vayan dando cosas, que estoy convencido que tomé la decisión correcta y todo se va a empezar a dar a mi manera.

-Varias veces dijiste la frase “con el diario del lunes”, ¿Tenés claro qué decisiones no tenés que volver a tomar?

. No se si no tomar ciertas decisiones, creo que no fueron acertadas y no salieron de la mejor manera. En su momento yo entendí y era consciente del riesgo de ir a Tokio, no estaba listo físicamente. En el momento el cuerpo técnico lo sabía y se veía adentro de la cancha que no estaba en mi mejor forma. Lo tomé un poco más por mi sentimiento con la selección, que me cuesta mucho no está por lo que significó y lo que significa representar al país. Tal vez ese riesgo lo podría haber evitado y estado solo recuperándome y estando al cien por ciento para esta temporada. Si lo hacía no hubiera tenido los problemas que tuve. Después de Tokio, con un desgarro e ir a un equipo que no es un equipo de Euroliga, que no sabía la infraestructura, pero me daban toda la confianza, yo tampoco estaba en mi mejor momento, me podría haber tomado un tiempo más antes de buscar un equipo. Pero esa incertidumbre de no saber qué puede pasar por no tener equipo, de dónde puedo o no entrenar, nunca tuve una situación así. Recién hoy estoy un poco establecido en España, porque antes de todo esto yo tenía un lugar donde vivir y entrenar más que a Paulo. Hoy me di cuenta que tal vez fueron situaciones que las decidí por miedo, la negatividad de mi cabeza por tantos garrones. Ahora tratar de romper ese ciclo de negatividad de mi cabeza, que tampoco es el fin del mundo. Si hubiera estado dos o tres meses sin equipo y hubiera agarrado en enero, hubiera sido la mejor decisión y en ese momento no lo tuve en cuenta o tal vez tomé la decisión equivocada.

- ¿Vos tenés la chance de tomar una decisión que no tenga riesgo?

. No pasa en mi ni en el básquet. Todos tomamos decisiones en la vida que tienen riesgo, depende por donde lo mires. Hay que poner en la balanza las cosas, me sirve mucho la experiencia de este tiempo, aunque no hayan sido positivas son aprendizaje y poner en la balanza los riesgos que existen. Cualquier decisión tiene riesgo, sea en el básquet, en la vida, en las inversiones, lo que sea, y es solamente escucharse a uno mismo y entender lo que uno quiere.

- ¿Y riesgo físico?

. Lo que estoy trabajando es para minimizar ese riesgo físico. La decisión de dejar el equipo y enfocarme en mi cuerpo es pura y exclusivamente para que ese riesgo no exista y sea el mínimo que tiene todo jugador de básquet.

- ¿Tenés claro cuál es tu idea para esta temporada?

. La que viene es conseguir un equipo. Me encantaría quedarme en España. Por lo que significa la ACB sería un paso adelante, una liga que me conoce y que yo conozco. También sería mucho más fácil para mi ver cómo está mi cuerpo y cómo estoy, y en un lugar que habla el mismo idioma la verdad que es mucho más simple, más directo, se entiende mucho mejor. Obviamente por lo que significa fuera de la cancha, con la familia, proyectos que están acá en España. Pero no estoy cerrado a nada. Mi objetivo la temporada que viene es jugar al básquet y disfrutar una temporada entera sin problemas.

-No sé si lo sabrás o te habrá llegado alguna línea, pero alguien de la Liga Nacional va a ir por vos. Me dijo “lo mejor que puede hacer Pato es jugar un año en la Liga tranquilo, estar con su gente y vamos a tratar de ficharlo”.

. Le agradezco, pero no es el objetivo.

- ¿Pero lo descartás?

. Yo no creo que sea el lugar indicado, ni por los recursos ni por los cuidados del jugador ni de vida. No por desprestigiar a ningún club ni dirigente, pero mi cabeza está en Europa y mi nivel también está ahí.

- ¿Y descartás tema selección hasta la temporada que viene? Porque hay dos ventanas y la AmeriCup.

. A mí me encantaría abrir esa puerta. Mi objetivo en la cabeza es trabajar para llegar a la ventana de junio, creo que es muy viable. De acá a que llegue ese momento que me llamen o no es otra cosa, no depende de mí. Pero es por lo que estoy trabajando. Hace diez días no me pasaba tanto por la cabeza, pero hoy en día estoy evolucionando, ya jugando con normalidad uno contra uno, los próximos pasos son tres contra tres y cinco contra cinco, y creo que es muy posible. Me encantaría poder estar, entrenar y de ahí si no estoy en nivel o no me ven capaz de jugar, eso también está fuera de mi disposición, pero es lo que trabajo. Por parte individual me ayudaría mucho, y si puedo ayudar en lo colectivo, en la faceta que sea, me encantaría hacerlo. Si puedo ir a jugar con la selección todo el año elegiría eso antes que un club.

-Osea que por más que falten menos de dos meses, no sería en este caso una situación de apurarte, estaría bien. Porque la última lesión no fue grande.

. La última lesión fue un desgarro grande, pero hice un tratamiento con plasma y del isquio estoy mejor que nunca, y es lo que necesitaba, y eso es lo que me está permitiendo estar dando todos estos pasos grandes, el haberme enfocado todo este mes y medio en el isquio, lo que siempre me causó problemas. Puede que no esté listo y no tenga la confianza de jugar cinco contra cinco o no tenga el rodaje de juego, llegado el momento se verá, pero mi cabeza está puesta en eso.

-La AmeriCup puede ser un buen lugar para que entre todos ustedes se pongan bien, ¿no? Porque se van a reencontrar después de bastante tiempo. Facu va a poder contar sus penas, ojalá con Lapro o Tortuga campeones de Europa también. Es buena terapia la selección.

. Es donde todos nos sentimos más cómodos. Ya nos conocemos de hace años, tantas experiencias vividas muy buenas, no tan buenas, regulares y malas. Ya es una hermandad que formamos, el estar todo el año en contacto, en los recesos vacacionar juntos, estar siempre pendientes el uno del otro, y estar dentro de una cancha juntos de nuevo la verdad que nos da mucha comodidad y alegría. Para mi y para Facu es muy necesario, más allá de sus compromisos contractuales, los dos estamos ansiosos por eso. No se qué decisión va a tomar él, yo tengo mi opinión y él lo sabe. Ya después Nico y Tortu, Brussi y Marcos, todos vienen con una temporada encima es otra carga, pero también rejuvenece estar juntos de nuevo. Nos hace muy bien a todos.

- ¿La lesión en Tokio te permitió hacer una evaluación del post Tokio? Porque no se habló demasiado después de Tokio. Se fue Luis, no hubo casi competencia con ustedes.

. Hubo un montón de factores que no ayudaron a nuestra causa. La verdad que se pueden enumerar muchas cosas que pasaron, tampoco para sacarnos la responsabilidad de encima ni para poner excusas. Si hubo un montón de cosas que no salieron de la mejor manera y esperemos que se solucionen a futuro, pero de nuestra parte sabemos lo que hicimos, situaciones que hicimos mal y que son de aprendizaje.

- ¿La autoestima se les dañó demasiado en relación al post China?

. No demasiado, sí que fue un mojarnos la oreja que no nos gustó, pero sabíamos con lo que nos íbamos a encontrar, no éramos una sorpresa ya, sabíamos que equipos que nos íbamos a enfrentar y así fue. La autoestima sigue estando bien, la confianza tiene que seguir estando, pero sabiendo que desde el salto tenemos que imponer nuestra intensidad.

- ¿Hablaste con Néstor? ¿Qué te genera el nuevo proceso con él?

. Hablé cuando estaba en Argentina, que me preguntó si estaba bien para jugar la ventana de febrero, y lógicamente por mi lesión no estaba listo, y esa fue la última vez que hablé con él. No se qué me genera, un poco de incertidumbre de cómo va a ser este proceso, es muy difícil juzgar a la selección después de dos ventanas, que han variado tanto de jugadores, de competencia, con tan poco tiempo de preparación. Sabemos que Néstor tiene su experiencia en seleccionados FIBA, pero es su primera vez en la Selección Argentina y nos gustaría ver cómo nos desarrollamos como equipo, absorber su filosofía, qué camino quiere que sigamos, que hasta que no estemos juntos no lo vamos a saber, y un poco acoplarnos al momento individual de cada uno. Esto no se trata de nombres, sino de quién esté mejor en ese momento.

Compartir

 



Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet