FIBA Europa

El año de los argentinos en el exterior: Europa

18:14 30/12/2014 | Repasamos todo lo que dejó el 2014 para aquellos jugadores argentinos que jugaron o actualmente juegan dentro del básquet europeo.

Richotti (Tenerife), Fernández (Brescia), Nocioni (Real Madrid), Cerella (Milano) y Forray (Trento).

España

La primera mitad del 2014 en la ACB fue una distinta a lo que nos venían acostumbrando los representantes argentinos en los últimos tiempos. Si bien hubo una buena cantidad de nacionales en la temporada (6), ninguno pudo pasar de los Cuartos de Final, instancia a la que llegaron el Baskonia (0-2 vs Barcelona) de Andrés Nocioni y Leo Mainoldi, y el Sevilla de Marcos Mata (1-2 vs Valencia).

En cuanto a la fase regular, si bien lejos de las expectativas que había depositadas en ellos al arranque del año, el que pudo llegar más lejos fue el Baskonia, terminando sexto con un registro de 19-15, que apenas superó al Sevilla (séptimo con 18-16). Por su parte, el Tenerife de Juan Gutiérrez y Nicolás Richotti acabó 11° (14-20) y el Estudiantes de Federico Van Lacke, 15° (12-22), cumpliendo su objetivo de salvar la categoría.

Desde lo estadístico, el más destacado fue Nocioni, promediando 14,7 puntos y 4,7 rebotes, dejando en segundo lugar a la buena tarea de Richotti: 12,1 puntos en 25,6 minutos por presentación. Mata (7,8 puntos) tuvo una temporada algo irregular, Gutiérrez jugó poco (16,6 minutos) mientras que  Van Lacke fue importante dentro del esquema de Estudiantes (9,2 tantos).

Con la llegada de Nocioni y Facundo Campazzo al Real Madrid, el arranque de la 2014/2015 ha devuelto el protagonismo habitual de los argentinos dentro de los equipos de punta. Los de Laso, aunque han perdido algunos partidos sorpresivos, están metidos de lleno en la pelea y no es demasiado complicado imaginarlos en una nueva final, una vez que recuperen la regularidad que habían mostrado al inicio de la campaña. Por su lado, el Tenerife de Richotti, de muy bien arranque de liga (11,9 puntos) aparece en la mitad de la tabla, mientras el Estudiantes de Van Lacke sigue peleando por mantener su lugar en la primera categoría, más allá de algunas victorias históricas, como las conseguidas en el mes de diciembre ante el Barcelona y el Real Madrid.

 

En cuanto a la segunda división del baloncesto español hubo semifinales para Alejandro Bortolussi (2,3 puntos) en el Breogán y Agustín Prieto (3,2 puntos) en el Oviedo, aunque ambos se quedaron cortos de la lucha por el ascenso, perdiendo sus respectivas series de playoffs. El otro argentino que formó parte de la 2013/2014 en la LEB Oro fue Juan Sutina (4,4 tantos), finalizando en el 10° lugar con el Lleida.

Para la segunda mitad del año, se sumaron a la competencia Pablo Bertone (Palma) y Juan Ignacio Jasen (Burgos), mientras que Prieto siguió en el Oviedo y Sutina en el Lleida. Salvo el Oviedo que ha caído al 12° lugar, el resto se encuentra a la expectativa en la mitad de la tabla, todavía con sus chances de postemporada intactas. El mejor ubicado: el Palma de Bertone, apareciendo en el sexto lugar.

Desde lo númerico también lo mejor llega de la mano del ex NCAA, quien en su debut profesional está demostrando toda su capacidad anotadora, promediando 13,1 puntos a lo largo de 14 encuentros y 28 minutos por jornada.

 

Italia

Uno de los campeones argentinos del 2014 llegó en Italia, cuando el Milano de Bruno Cerella cortó la hegemonía del Siena, en una serie para el recuerdo que acabó coronando al nuevo campeón en siete encuentros, luego de estar 3-2 abajo. Cerella, un jugador 100% de equipo, no vio tantos minutos (11,7 por juego) a lo largo de la campaña, pero fue importante con su gran capacidad defensiva cada vez que ingresó al campo y lo más importante, fue partícipe de un equipo ganador, algo que hace rato venía buscando.

Los otros dos nacionales en la elite del básquet italiano durante la 2013/2014 fueron Ariel Filloy (3,7 puntos) en el Reggio Emilia (perdió en Cuartos con el Siena) y Bernardo Musso (8,9 tantos) en el Pesaro, que acabó 15°.

Para la segunda mitad del año, se sumó a la primera división Andrés Forray con el Trento; Filloy pasó al Pistoia, mientras que tanto Cerella como Musso renovaron en sus conjuntos. Tal como sucedió la campaña anterior, lo más importante sigue viniendo de la mano del Milano que se ubica primero y con buenas expectativas para repetir el campeonato. 

También es para destacar lo del Trento de Forray, que sin sufrir el cambio de categoría, aparece sexto, en puestos de playoffs. Además, si bien el Pesaro ha vuelto a sufrir y está 15°, Musso es el mejor argentino desde lo numérico, con una media de 12,1 unidades y 4,2 rebotes por partido. ¿El Pistoia de Filloy? 11°, alternando algunas buenas victorias con algunas derrotas inesperadas.

 

La segunda división de Italia también vino acompañada de un campeonato para un argentino, en este caso, el ya mencionado Trento de Andrés Forray. El base fue uno de los referentes más importantes a la hora de conseguir el título (3-0 en la final ante el Upea) y terminó con interesantes promedios de 9,9 puntos y 4,5 rebotes.

El otro argentino que avanzó a los playoffs fue Demián Filloy (8,8 puntos), titular en un Barcellona que quedó eliminado en Cuartos por el finalista Upea. Por otro lado, el Casale de Marcos Casini (7,2 puntos) y el Jesi de Franco Migliori (12 tantos), no pudieron avanzar a la postemporada, más allá de los buenos rendimientos individuales de ambos.

El panorama de la A2 cambió notablemente para la segunda mitad del año. Juan Fernández se sumó al Brescia, Mario Ghersetti al Ferentino, Manuel Carrizo al Casalpusterlengo y Albano Chiarastella al Agrigento, mientras que Migliori renovó en Jesi.

Tanto desde lo individual como desde lo colectivo, lo mejor hasta el momento viene de la mano de Juan Fernández y el Brescia. El base promedia 12,6 puntos y 5,4 asistencias y su equipo aparece segundo, apenas un juego por detrás del líder Verona y con serias aspiraciones de pelear por un ascenso. El otro que está prendido en la lucha es el Ferentino de Ghersetti (8,7 puntos y 5 rebotes), actualmente en el cuarto lugar. El resto, por ahora, está algo alejado de los puestos de playoffs.

 

Otros destinos

Otros de los argentinos que pasaron el 2014 en el básquet europeo fueron Antonio Porta y Fabricio Vay. El base está jugando en el Svendborg de Dinamarca, equipo con el cual llegó a las semifinales de la pasada liga danesa, promediando 14,4 puntos y 5,5 asistencias.

Por el lado de Vay, no hubo tanta suerte desde lo colectivo, terminando noveno con el Arkadia austríaco, aunque sí desde lo individual con interesantes números: 17 puntos y 7,3 rebotes, además de 3,4 asistencias. Emmanuel Campi (Reading de Inglaterra), Brian Savoy (Neuchatel de Suiza) y Mariano Gómez (Killester de Irlanda), completan la lista de nacionales en las primeras divisiones de países europeos.

 

Torneos continentales

Las competencias europeas a nivel continental también trajeron algunas alegrías para los argentinos. En la Euroliga 2013/2014 hubo participación para el Baskonia de Nocioni y Mainoldi, eliminado en el Top 16, y para el Milano de Cerella, que hizo un buen torneo hasta quedar eliminado en Cuartos por el futuro campeón, el Maccabi israelí.

Para esta segunda mitad del 2014, también hubo tres representantes en la Euroliga, con la continuidad de Cerella en el Milano y la llegada a Madrid de Nocioni y Campazzo. Los dos conjuntos han conseguido su boleto al Top 16 y mientras los españoles sueñan con un título, los italianos tienen armas suficientes como para ilusionarse con un nuevo pase a los playoffs.

Por último, otro de los títulos argentinos por el Mundo llegó de la mano de Ariel Filloy en la EuroChallenge, tercer torneo más importante a nivel europeo, detrás de la Euroliga y la Eurocopa. El Reggio Emilia del argentino se impuso en la final ante el Triumph ruso por 79 a 65, consagrando al base argentino en uno de los momentos más importantes de su carrera profesional.

 

Juan Estévez
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @JuanEstevez90
 

Etiquetado como:

Compartir

 



X