Especiales

Cuando el Loco Ibáñez ganó un juego con apenas dos compañeros

17:02 06/06/2020 | San Andrés y Gimnasia se enfrentaron el 5 de agosto de 1965. Ibáñez la rompió toda. Su equipo ganó con dos jugadores más en cancha.

Ibáñez logró algo único (Foto: Diario Río Negro)

Oscar Délfor Ibáñez, Oscar Punti y Manuel Alberto Espadas. ¿La fecha? Jueves 5 de agosto de 1965. ¿El escenario? Un tal Luna Park. ¿El motivo? El equipo Deportivo San Andrés se quedó con tres jugadores en los últimos 4:15 minutos del último cuarto, en el partido en el que se enfrentaba a Gimnasia y Esgrima.  

Afortunadamente, los de San Andrés tenían una pequeña ventaja de nueve puntos (75-66) que tuvieron que mantener. El protagonista principal y culpable de sostener la diferencia fue el Loco Ibáñez, quien se hizo cargo del tridente, aguantando el resultado y logrando que los suyos se lleven el juego.  

Tal fue el desempeño de Ibáñez que finalizó el juego con 36 puntos, protagonizando una de las mayores hazañas en la historia del básquet nacional. Fue el héroe de ese partido en el que San Andrés y Gimnasia jugaron por el tercer puesto de la Copa Bartolomé Ramonel Roca que organizó la Asociación Porteña. 

“Uno les ganó a todos", tituló la revista El Gráfico tras ese gran juego. Nadie lo podía creer. Había que tenerlo escrito. Esa fue la prueba fehaciente de lo que parecía inverosímil. La vida ante sus ojos. Otra locura del más loco. Una locura que sólo el loco conoce.  
 

Compartir

 

Notas Relacionadas




X