Informe

Hakeem Olajuwon y la mejor temporada individual en la NBA

10:17 26/11/2020 | Durante la temporada 1993/94, el pivote de los Houston Rockets acumuló casi todos los premios individuales y fue campeón con la franquicia de Texas.

Foto: FadeAwayWorld

El sueño de todo deportista es completar la campaña perfecta. La idea de dominar en el plano individual y ser el líder de un equipo que finalmente pueda quedarse con el tan ansiado campeonato está en el imaginario popular como una especie de hazaña épica. En la NBA, varios jugadores han logrado hacer algo parecido. Sin embargo, sólo uno fue capaz de enlazar absolutamente todos los premios más importantes y, además, levantar el título: Hakeem Olajuwon.

En la temporada 1993/94, el nigeriano de los Houston Rockets se encontró con un panorama distinto al que había vivido durante toda su carrera. Michael Jordan había decidido retirarse por primera vez y él pasasba a ser la figura más determinante en la competencia, pero su franquicia no era la clara candidata en la lucha por la consagración. Terminaron en la segunda posición de la Conferencia Oeste, con un récord de 58-24.

No obstante, fue el pivote el que emergió como una fuerza imparable. En ese curso, marcó un antes y un después en el significado de la palabra dominio: ganó el MVP de la temporada regular, el premio al Mejor Jugador Defensivo del Año, fue All-Star y MVP de la ceremonia e integró el Mejor Quinteto y el primer equipo defensivo de la campaña. Además, finalizó en la tercera posición del listado de máximos anotadores con un promedio de 27,3 puntos.

Esa superioridad no se apagó tras el cierre de la etapa regular. Olajuwon también fue el atleta más dominante de los playoffs y lideró a los Rockets hacia la primera coronación de su vida, ganándole a los New York Knicks en siete partidos y convirtiéndose en el MVP Finals de la eliminatoria. El hombre que había sido elegido en el primer puesto del Draft de 1984 tocaba la gloria con las masnos. Y, más importante aún, lo hacía de una manera que probablemente nadie pueda repetir.

 

Compartir

 



X